CUARTA PARTE DEL RELATO CORTO: «¿QUIÉN LO HIZO?» (POR JAVIER MARTÍ)

Comparte esto:

– Yo te acompaño y de paso hago unas fotos del exterior que, con la nieve caída debe estar impresionante el lugar -comentó Cosme. Me muero por ver la nieve cayendo al valle desde estas alturas.

– ¡Abríguense! -exclamó Nacho. Afuera debe haber por lo menos dos grados bajo cero. No hay más que ver los cristales, tienen una fina capa de nieve y eso es señal de mucho frío en el exterior.

– ¿Vas a fotografiar el paisaje nevado? -preguntó Iriome. Os acompaño.

– Y los leños… ¿quién los trae? -preguntó Raimundito. ¿No pensaréis que van a venir ellos solos?

– Pues sí, vienen solos -dijo Isidro riéndose… Mi abuelo ideó una forma de hacer que lleguen sin tener que salir del refugio.

– ¡Cómo! -exclamaron todos muy intrigados en saber la respuesta.

– Por medio de una oruga de cuerdas y cajones -dijo Isidro.

– ¿Cuerdas y cajones? -preguntó intrigado Nacho. ¡Eso quiero verlo yo…!

– Mi abuelo ideó una genial forma de hacer llegar los leños sin necesidad de salir del refugio -comentó Isidro. Por medio de una oruga que está en el cobertizo, los leños van llegando a la cocina, uno a uno, y a la velocidad que se desee.

– Eso quiero verlo yo…! -exclamó Acaymo. Debe ser genial verlo funcionar.

– Venid y veréis qué invento más bueno -dijo Isidro entrando en la cocina y acercándose a una rampa que venía de la parte alta del cobertizo.

          Todos se acercaron a la cocina y con asombro vieron como lo leños,           todos de igual tamaño, llegaban trasportados por un asombroso           invento que bien pudiera parecer el encadenado de un tanque de guerra,        la oruga por la cual se mueve y camina: Dos rodillos de gruesa y fuerte      madera, colocados a ambos extremos, uno en la cocina y el otro en el        cobertizo eran los que movían unos cajones de madera que, atados entre   sí por fuertes cuerdas, trasportaban los leños que previamente estaban       colocados en el cajón de madera donde los leños esperaban su         transporte.

– Tu abuelo era… era… -dijo Cosme asombrado por lo que estaba viendo.

– ¡Eso! era… que ya murió -dijo Isidro.

– Me refería a que era un genio… -replicó Cosme. Un genio y adelantado a su época.

– Tenía una visión futurista y adelantada a su tiempo para tener a su familia protegida en las frías tardes y noches desde el otoño hasta la primavera, bien fuera por la lluvia, por la nieve o el fuerte viento -comentó Isidro observando cómo se movía el invento y los leños iban llegando sin dificultad alguna.

– ¡Y tanto que la tenía! – exclamaron todos. Un brillante idea…

– Cuando éramos pequeños y llegaba la Navidad, las pasábamos en el refugio con los abuelos, Anaïs y Paco, que así se llamaban. Todos los hijos con sus mujeres y vástagos pasábamos unos días inolvidables -relataba Isidro con lágrimas en los ojos, visiblemente emocionado.

– Venga Isidro, piensa que donde esté te estará viendo y te protege -comentó Nacho dándole un abrazo.

– Seguro que así será -dijo Acaymo dando una palmada en el hombro a Isidro.

– ¿Quién quiere un buen café bien calentito? -preguntó Ayoze sacando la cafetera del hallar. Este café hecho a la brasa está para chuparse los dedos.

– ¡Todos! -exclamó Acaymo. A estas horas de la noche un buen café con algo de leche o Ron Telde  haría entrar en calor hasta a un muerto si se lo tomase…

– Entremos, pasemos al salón, junto al fuego, y tomemos ese rico café con ese Ron canario que huele de maravilla -dijo Cosme. Me muero por probar ese rico licor hecho en Telde.

– Eso, y que Anselmo nos deleite con su armónica, que hace tiempo que no la escucho vibrar en sus labios  -comentó Juan dando unas palmaditas al ritmo de una conocida melodía que improvisaba mientras afinaba la armónica con ese dulzón sonido.

          Cantando y recordando viejas experiencias vividas, la madrugada se       presentaba   muy acogedora aunque Cosme y Raimundito fueron           acomodándose en sus sacos, sobre la paja ya caliente que, en uno de los           laterales del salón, frente al hallar, los confortaría durante la noche.

          Acaymo y Nacho mantuvieron una interesante conversación sobre temas           de misterio, terror y ciencia ficción. Recordaron vivencias de antaño,        excursiones pasadas a cuevas, pueblos fantasmas, escaladas a picos         difíciles de subir, monasterios olvidados por sus habitantes y ¡cómo no!,   la vivencia en la sima en la que descubrieron aquel rio subterráneo y        templos de tribus prehistóricas.

          En un momento dado Acaymo quedó como en éxtasis, ajeno a lo que           Nacho seguía hablando… contando… recordando…

          Nacho lo observaba mientras hablaba. Era como estar delante de una    estatua que ni se mueve ni parpadea…

          Viendo Nacho que Acaymo no reaccionaba a sus chistosos comentarios,         esperó el oportuno momento para guardar silencio… y ver la reacción      de su amigo.

– ¡Decías Nacho! -exclamó Acaymo al ver a su amigo mirarle fijamente sin chistar palabra alguna.

– ¿En qué piensas, Acaymo? -preguntó Nacho.

– Pensaba en Juan, en lo incrédulo que es -dijo Acaymo. Pensaba en cómo hacerle creer y que dejase su incredulidad de lado, para siempre…

– Juan es de sueño liviano -comentó Nacho. Tracemos un plan para que, en la madrugada, cuando se levante para ir al baño, como suele hacer, se lleve un buen susto que le haga creer en lo sobrenatural. ¿Te parece?

– ¿Y cómo lo haremos para que no sospeche de nosotros? -preguntó Acaymo con curiosidad.

– De eso se encargarán Anselmo e Iriome que son dos expertos en montar situaciones donde un fantasma se asustaría hasta de su propia sombra -dijo Nacho riéndose. Déjalo de mi cuenta. Tú, como si nada. Yo me encargo…

          Entre copas de Ron Telde y carajillos la tertulia se iba caldeando. Todos           cantaban y bebían menos Cosme que, como se podía escuchar, roncaba       plácidamente.

          Aprovechando que Juan estaba en el baño, Nacho le comentó a Iriome el      plan que tenían pensado para él.

          Iriome era el más burlón de todos, el que tenía ideas muy ingeniosas que    a ninguno de los otros se les hubiera ocurrido pensar, quedó en maquinar     cómo dar la sorpresa que Juan jamás olvidaría.

– Isidro, déjame la cadena que tienes en la mochila -dijo Iriome. Luego te diré para qué la necesito…

– Si no fuera porque te conozco pensaría que alguna cabronada de las tuyas tienes en mente para alguno de los presentes -murmuró Isidro al oído de Iriome.

– Hemos pensado en darle un buen susto al incrédulo de Juan -dijo Iriome. Ya verás lo que nos vamos a reír…

– Viniendo de tí, seguro que será la bomba -dijo Isidro frotándose las manos y con una maliciosa sonrisa. ¡Bien!, esto se pone interesante…

          Al finalizar una de las canciones que todos habían canturreado, la que    mejor sabían, la de… «la farola del mar…» tomó la palabra Isidro y           dirigiéndose a Acaymo le preguntó:

– Acaymo, ¿es cierto que los sollozos de Casandra sólo se escuchan en las noches de luna llena? -preguntó con cierta picardía.

– Sí, eso dice la leyenda… y algunos campistas que han estado allí, en la presa de las niñas, en las noches de luna llena -dijo Acaymo con esa profunda y ronca voz que acojona a cualquiera.

– Hoy es luna llena… -comentó Ayoze al ver a Juan que salía del baño…

– ¡Sí! -exclamó Isidro. Aunque ahora el cielo está repleto de nubes y nieva, hoy tenemos luna llena…

– ¡Tachín… tachín…! tenemos luna llena esta nooooche -dijo en tono burlesco Nacho al ver la cara de incrédulo que Juan tenía y lo inquieto que se mostraba al escucharlo.

– Pero cuentan quienes lo han vivido que sólo se escuchan cuando todo el mundo está en silencio -replicó Ayoze, al ver los gestos y miradas de sus amigos que, con cierta complicidad, se lanzaban unos a otros sin que Juan se percatara de que él iba a ser el que recibiría la inesperada  macabra broma que le habían preparado.

– Bueno, la verdad sea dicha, que en algunas ocasiones se ha escuchado rodar las cadenas de Lucifer tan fuerte que apagaban los sollozos de Casandra -dijo Iriome haciendo chirriar sus dientes como si de verdaderas cadenas se tratara.

– Si pensáis que eso me va a asustar, la lleváis clara -dijo Juan. En cuanto coja el sueño no me despierta ni un terremoto…

– Iriome sólo ha hecho un comentario de lo que ha escuchado contar a quienes lo han vivido -dijo Ayoze. No sé por qué te lo tomas así.

– Sigo sin creer en esas patrañas que no son más que habladurías de la gente inculta -replicó Juan a la vez que se dirigía a su saco para echarse a dormir.

– Lo creas o no, las cadenas se oyen en la noche de luna llena en cualquier lugar, no sólo en la presa de las niñas -dijo Iriome muy serio.

– ¡Bobadas! -exclamó Juan mientras sujetaba un vaso de Ron Telde calentito que Acaymo le había preparado para entrar en calor antes de dormirse

          Cadenas… cadenas… en las noches de luna llena… canturreaban todos a        la vez con voces roncas…

– Sabes Juan, Iriome era como tú, no creía hasta que una noche de luna llena las escuchó en Lanzarote, en la entrada de la Cueva de los Verdes… -dijo Acaymo muy seriamente.

– ¿Dónde dices que las escuchó? -preguntó Juan con cierta intriga.

– En la Cueva de los Verdes, en Lanzarote, hace unas semanas antes de venir a veros -dijo Ayoze conteniéndose la risa.

– Sí, así es, Ayoze dice la verdad. -comentó Iriome agachando la cabeza para que Juan no lo viera reírse.

          La cara de Juan cambió repentinamente. Pasó de aquella incredulidad a       expresar un rostro de temor, de inquietud y de terror…

CONTINUARÁ…    

LEA LA TERCERA PARTE DE ESTE RELATO CORTO PULSANDO SOBRE ESTE ENLACE

CAMPEONATO DE CANARIAS DE PIZZA 2024

Comparte esto:

La quinta edición del Campeonato de Canarias de Pizza – Gran Premio Grupo Comit apuesta este año por su profesionalización al contar con un elenco de jueces de contrastada experiencia internacional. Las maestras y maestros pizzeros seleccionados, provenientes de ambas provincias canarias, Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria, serán protagonistas de la primera competición que se desarrollará en el escenario Heineken del Salón Gastronómico de Canarias – GastroCanarias 2024, que se celebrará del 21 al 23 de este mes, en el Recinto Ferial de Tenerife. La competición será el martes 21, a partir de las 15 horas, y quienes obtengan la mejor puntuación se harán con el pase directo al campeonato del mundo, que se disputará en 2025, en Parma (Italia).  

Cada una de las pizzeras y los pizzeros participarán con 4 bollos de masa, así como los ingredientes y toppings para sus ideadas recetas. Solo tendrán 12 minutos para preparar y cocinar su pizza en los hornos que estarán dispuestos en el escenario. El jurado valorará la técnica para estirar la masa y hornearla, el respeto de las normas de higiene y las del concurso; el aspecto, sabor, consistencia y aroma de la pizza; el equilibrio entre los toppings y la masa, y que se pueda cortar correctamente para ser degustada. 

El Grupo Comit impulsa este campeonato como muestra de su compromiso con la hostelería y restauración de Canarias, una región en la que se estableció en 1993 y en la que hoy es líder como importador y distribuidor de las marcas más reconocidas mundialmente de la alimentación italiana. 

Todo el público asistente accederá a regalos que se entregarán durante el Campeonato, y, además, podrá disfrutar de tres Show Cooking realizados por referentes internacionales en el Mundo de la Pizza. Además, se ofrecerá degustación de estas a los asistentes.

La pizza triunfa en todo el mundo y es una especialidad en la que se han introducido de lleno los profesionales de la alta cocina, elevando este plato al máximo nivel gastronómico. 

La gastronomía italiana es conocida en todo el mundo por la autenticidad de sus productos y por su capacidad de conquistar todos tipos de paladares. Su capilar presencia internacional es debida a los miles y miles de restauradores repartido por los sitios más recónditos del mundo, que con su esfuerzo y entusiasmo son los auténticos embajadores de la ‘cucina italiana’. 

La población italiana en Canarias se ha duplicado en la última década. Actualmente, es la comunidad extranjera más numerosa en el Archipiélago, con cerca de 50.000 residentes empadronados en las islas, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

https://campeonatodecanariasdepizza.com/

BUXADÉ (VOX) A GARCÍA (ONDA GUANCHE): » EN CANARIAS NOS ESTAMOS JUGANDO EL FUTURO DE ESPAÑA»

Comparte esto:
El Diputado Juan Carlos Girauta felicitó públicamente a la concejal de VOX Telde Esmeralda Cabrera «por su extraordinario trabajo como concejal en el Ayuntamiento de Telde». ONDA GUANCHE acompañó a la visita de Juan Carlos Girauta y Jorge Buxadé en su periplo electoral por España con motivo de las elecciones europeas el próximo 9 de junio. 
 
El comentarista político de ONDA GUANCHE saludó y le dio a los dos candidatos de VOX al Parlamento Europeo, avanzando que donde más veces vendrán en la campaña electoral será a esta tierra porque, «en Canarias nos estamos jugando el futuro de España», manifestó Buxadé a García en declaraciones que pueden escuchar en formato audio.
 
GIRAUTA: «VOX TELDE ESTÁ HACIENDO UN EXCELENTE TRABAJO»
 
El Diputado de VOX en el Congreso de los Diputados que sigue el trabajo de VOX en Canarias, en el Cabildo, Gobierno de Canarias y en los Ayuntamiento de las Islas, resaltó «el extraordinario trabajo está haciendo la concejal de VOX Telde Esmeralda Cabrera a quién aprovecho para felicitarle públicamente»
 
BREVE BIOGRAFÍA 
 
Juan Carlos Girauta Vidal (Barcelona, 12 de marzo de 1961), Diputado por VOX es abogado, escritor, periodista, columnista, ensayista, tertuliano, traductor y político español.[1]​ Fue diputado de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados por Barcelona y Toledo desde 2016 hasta 2019. Ocupó el cargo de presidente de la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados a lo largo de la XII legislatura, siendo además eurodiputado entre 2014 y 2016 y en la actualidad es candidato a las elecciones europeas por VOX. 
 
Jorge Buxadé Villalba (Barcelona, 16 de junio de 1975) es un abogado del Estado, profesor universitario y político español. En el año 2019 fue elegido diputado en el Parlamento Europeo por Vox[2]​ y en el año 2020 fue elegido vicepresidente de Acción Política del partido.Es candidato a las elecciones europeas por VOX.
 
 

TERCERA PARTE DEL RELATO CORTO: «¿QUIÉN LO HIZO?» (POR JAVIER MARTÍ)

Comparte esto:

– Pero ese toldo tiene algo pintado que bien parece… un espectro…! -dijo Juan señalando con su dedo.

– Mi hermano tuvo la brillante idea de pintar un espectro en el toldo -dijo Isidro.

– Os habéis fijado en sus ojos -dijo Iriome, cambian de color: blanco… negro… blanco… negro…

– Brillante o no, acojona verlo -dijeron Cosme y Raimundito.

– ¡Y mucho! -exclamó Acaymo.

– ¡Y tanto! -dijo Ayoze… ¡Y tanto!

– Mi hermano Felipe es un cachondo y a todo le saca partido -dijo Isidro. Y no iba a ser menos con este toldo. Mi abuelo puso ese toldo para evitar que la nieve bloqueara la puerta y aprovechando que tenía dos agujeros casi al mismo lugar de los ojos, que era por donde él podía ver el exterior, a Felipe se le ocurrió la brillante idea de pintar, con gran acierto, este nefasto y espantoso espectro que a más de uno le pondría los pelos de punta si osaba acercase a la puerta.

– Pues lo ha conseguido…! -dijeron todos.

– Yo pensé que era el abominable hombre de las nieves versión peninsular -dijo Ayoze riéndose…

– Más que abominable hombre de las nieves bien parece un demonio venido del más allá -comentó Raimundito. ¡No hay más que ver su demacrada y desencajada cara que tiene el muy joío…!

– Tu hermano tiene mucha visión de futuro -dijo Juan riéndose…

– Más bien visión de pasado… -comentó Anselmo soltando el machete que portaba en su mano y que apoyaba sobre la mesa.

– ¡Joder Anselmo…! Suelta ese machete no sea que se lo claves al espectro y te haga algo esta noche mientras duermes -dijo riéndose Acaymo.

– Tranquilos, que ese de ahí no se mueve -dijo Isidro. Está bien agarrado y sujeto al toldo…

– Tiene una altura muy considerable -comentó Nacho. Mide casi dos metros…

– Sí, mi abuelo era muy alto -dijo Isidro.

– ¡Y tanto! -exclamó Acaymo. Bien grande si que era el macho.

          Tras cerrar la puerta y pasar los pestillos, terminaron la cena y           comenzaron la tertulia con el café y las botellas de Ron Telde, coñac y        otros licores.

          Frente al calor del fuego que era bien recibido por todos, y tras el susto que el falso espectro les había causado, entre bromas y cuentos de           noches de espectros llegó lo esperado.

          Acaymo comentó que conocía una leyenda que, de generación en           generación iba pasando entre Padres e hijos y que trataba del ya famoso         «árbol bonito de la presa de las niñas» allá, en la Isla de Gran Canaria.

          Todos quedaron intrigados por el comentario de Acaymo y pidieron a        éste que lo relatara.

          Cuando Acaymo comenzó su relato, la leyenda de Casandra, Ayoze fue     apagando las velas de salón para dar un ambiente más íntimo y de           misterio que a más de uno hizo poner la piel de gallina.

          La leyenda de Casandra, una joven quinceañera que enamoró           profundamente a Iván, su único amor…

– Era una relación entre dos adolescentes quinceañeros que no gustó a la gente del lugar -dijo Acaymo. Fruto de ese amor nacieron dos mellizos…

– ¡Lo normal! -exclamó Cosme. Es lo que suele pasar cuando se calienta el ambiente y…

– ¡Calla y deja contar! -replicó Raimundito. Como vuelvas a cortar la narración te pongo junto al espectro de ahí fuera.

– Sigue… sigue… -dijo Nacho. Esto se pone interesante…

          Acaymo prosiguió con su relato:

– Casandra era una joven muy hermosa que vivía con gran pasión su primera relación amorosa. El joven que la cautivó se llamaba Iván y de ese romance nacieron dos mellizos. Tras el parto, Casandra temía que su hermosura decayera y que Iván, su amado, perdiera el interés por ella. Sin pensarlo dos veces, hizo un nefasto y maléfico pacto con el diablo… -relataba Acaymo.

– ¡Manda huevos con la niña! -exclamó el incrédulo de Juan ante la mirada de los presentes.

– Juan, deja de interrumpir a Acaymo… -dijo Nacho. Guarda tus comentarios para el final del relato. No hagas que pierda el norte y se le olviden los detalles.

– Dudo que Acaymo pierda el norte del relato, lo conoce muy bien -dijo Iriome. Él sabe muy bien de qué va esta leyenda.

– Bueno, dejemos que siga Acaymo contando y tú, Juan, contente un poco con tus comentarios -replicó Anselmo.

– Casandra hizo un pacto con Satanás en el que los mellizos serían los  principales implicados. Para tener la juventud y belleza eterna que deseaba, debía sacrificar a los pequeños junto al árbol donde se habían entregado a los juegos amorosos los dos, Iván y Casandra. -relataba Acaymo visiblemente emocionado.

– ¡Mala pécora! -exclamó Juan.

– Cállate de una vez o te tapo la boca con… -dijo Nacho enojado.

– Vale… vale… me callo… -replicó Juan poniéndose la mano en la boca.

– Llegada la noche, esperó a que Iván se durmiera. Y tomando a los mellizos  los llevó hasta el árbol portando, en su cintura, un puñal para realizar el sacrificio. -relataba Acaymo. Justo a la media noche, elevó el cuchillo y cuando se disponía a realizar lo pactado con el diablo, frente a ella divisó a Iván que horrorizado contemplaba la macabra escena que estaba a punto de cometerse.

– Y… ¿qué hizo Iván? -preguntó Raimundito…

– Iván, sin pensarlo dos veces, salió de entre unos matorrales y se abalanzó sobre Casandra arrebatándole los mellizos, los dejó a buen recaudo al tiempo que golpeaba fuertemente a Casandra que caía desvanecida a los pies del árbol… ése donde fueron felices con sus amoríos… -relataba Acaymo con lágrimas en los ojos. La ató al árbol con unas cadenas y la quemó viva como quemaban a las brujas en aquellos lugares.

– Ñoss, ¡qué fuerte! -exclamó Cosme. Tengo los pelos de punta…

– Dicen que se escucharon a los mellizos llorar desesperadamente y las sarcásticas carcajadas del diablo que contemplaba la diabólica acción que Iván estaba cometiendo… -relataba Acaymo.

– ¡Qué fuerte! -dijo Juan. Me ha dejado la mente en blanco…

– A todos -exclamó Anselmo. Nos ha dejado a todos muy abrumados.

– ¿Qué fue de Iván? -preguntó Raimundito muy intrigado.

– Se comenta en otra leyenda que el padre de Casandra aturdido y enojado por esos amores mal vistos dió muerte a Iván -comentó Iriome. No hay nada cierto.

– ¡Qué bestia el Padre de Casandra! -exclamó Cosme dando un puñetazo sobre la mesa que hizo saltar los vasos y las botellas de vino y licores.

– Y… ¿qué pasó con los mellizos? -preguntó Raimundito. ¿Se sabe algo de esos pobres niños?

– Nadie sabe nada, ni dar razón alguna de ellos -dijo Acaymo.

– Y… ¿el árbol bonito existe o es otra leyenda como lo sucedido a Casandra e Iván? -preguntó Anselmo muy intrigado.

– El árbol sí existe. Es un pino, el pino bonito que está en lo alto de una loma en la Presa de las Niñas, en la cumbre de Gran Canaria -dijo Ayoze adelantándose a Acaymo que, en ese momento, estaba visiblemente emocionado.

– Ayoze… ¿Cómo es ese árbol? -preguntó Juan muy interesado en el relato. ¿Lo has visto alguna vez?

– Yo he estado a su vera, lo he tocado y os puedo asegurar que causa escalofríos -respondió Ayoze. Es un gran pino de dos troncos que se unen en la base del mismo dejando entrever sus raíces y su majestuosa altura y belleza… Es el más grande del lugar.

– ¡Y…! -exclamaron Anselmo y Nacho que conforme escuchaban el relato iban tomando notas y dibujando las escenas en sus cuadernos de dibujo.

– Pues… que se  comenta que aún hoy en día, de vez en cuando, en las noches de luna llena se escuchan los desgarradores gritos de la joven… y cómo se oyen arrastrar cadenas que presuntamente sujetan el alma en pena de Casandra que vaga por aquel lugar… -dijo Ayoze.

– Hay quien afirma haber visto un corazón tallado en el tronco del pino bonito con las iniciales de «I» y «C» y que al amanecer ya no están… -dijo Acaymo.

– Ese pino lo he de ver yo, sino no lo creo… -dijo Juan muy impulsivamente.

– Te pareces a uno de los Apóstoles de Jesucristo, que hasta que no vió las yagas de los clavos y costado no creyó… -comentó Nacho.

– Tú dirás lo que quieras, pero yo sé lo que digo -replicó Juan.

– Obras son amores y no buenas razones dice el refranero, ¿verdad Juan? -dijo Iriome. Yo pienso como tú: ver para creer.

– Os hemos contado las leyendas tal cual nos las contaron -comentó Ayoze. Que creáis o no, es vuestro problema, no el nuestro.

– Bueno, bueno, haya paz -dijo Isidro tomando la palabra. Cada uno es libre de pensar y soñar lo que quiera. Dejemos las cosas como están y pensemos en recoger la mesa, fregar los platos y cubiertos antes de que se congele el agua de la fuente y preparemos lo necesario para tener una cálida noche en este maravilloso lugar donde estamos.

– Eso será lo mejor -dijo Raimundito. La noche está siendo fría por la nevada y debemos apresurarnos a tener todo preparado para un buen descanso.

– Habrá que traer algunos leños más, somos muchos y no hay bastantes para tener el fuego avivado durante la noche -comentó Isidro.

– Dejaremos una de las ventanas entreabierta para que podamos respirar y así el fuego no nos absorba el oxígeno -dijo Cosme.

– En este refugio todo está previsto -comentó Isidro. Mi abuelo ya dejó instalados varios ventiladores estáticos para que el aire entre y salga del refugio y no se acabe el oxígeno.

– Me da que tu abuelo era muy listo y sabía lo que se traía entre manos cuando hizo el refugio. Lo tenía todo bien pensado -dijo Anselmo. Ya me he fijado en todo y realmente está muy bien calculado.

– Mi abuelo era un hombre muy adelantado para su época -dijo Isidro a la vez que señalaba el cuadro que había sobre la puerta, su retrato.

– Vayamos al cobertizo y traigamos unos leños para pasar una buena noche calentitos -dijo Acaymo frotándose las manos.

CONTINUARÁ…    

LEA LA SEGUNDA PARTE DE ESTE RELATO CORTO PULSANDO SOBRE ESTE ENLACE

NUEVO PROCESO DE ELECCIONES SINDICALES EN LA EMPRESA ROCASA

Comparte esto:

En esta empresa todo es posible, en tres años, este es el tercer proceso de elecciones sindicales, fundamentado en la sin razón de la empresa al obstaculizar cada proceso de elecciones que se convoca, intentando presentar trabajadores de su confianza aliándose con algún Sindicato cómplice que se doblega a la voluntad de la empresa desde el primer momento (de vergüenza), ha sido SINTRA donde a través de impugnaciones hemos conseguido desbaratar los intentos de la empresa por querer hacerse con la mayoría del Comité de Empresa, amparándose en la complicidad de algún Sindicato, que luego dicen que son rojos (será de la vergüenza de ver lo que hacen en las empresas).

Una empresa señalada por el Juzgado de Instrucción en donde se les ha abierto un proceso de averiguación por presunto FRAUDE EN MATERIA DE COTIZACION A LA SEGURIDAD SOCIAL, en donde es muy probable que se le aperture una vista de juicio oral para terminar en la más que probable sentencia condenatoria a tenor de las pruebas documentales obrantes en el expediente abierto.

Una empresa que ha firmado un documento de acuerdo con la representación legal de SINTRA y con los miembros del Comité de Empresa que en un principio existían, y que posteriormente a la firma se ha negado en rotundo a ratificar lo que ellos mismos han firmado, me refiero a la Responsable de Recursos Humanos Ana López, persona a la que desde SINTRA hemos comunicado a la empresa que cambie como interlocutora para con la representación de los trabajadores que existía en la empresa, haciendo como no caso omiso la empresa a tal petición, a pesar que en un momento determinado designaron al Sr. Arenas como interlocutor (el remedio fue peor que la enfermedad), por lo que seguimos trabajando para que la empresa cumpla y respete los derechos de los trabajadores y trabajadoras en Rocasa.

Ahora es una ORDEN JUDICIAL la que ha puesto fecha al tercer proceso de elecciones sindicales, estableciendo como se va a llevar a cabo (es decir se van a elegir nueve representantes sindicales), y estableciendo la fecha de convocatoria y dando difusión de la misma con una semana de antelación a la constitución de la mesa en los tablones de anuncios de la empresa para conocimiento del personal.

Es el momento de que los trabajadores y trabajadoras digan BASTA a los atropellos de la empresa, la cual y desde el departamento de Recursos Humanos se les niega un derecho reconocido de ASISTENCIA A CONSULTORIO MEDICO, acuerdo que se alcanzo en el año 2006 y todavía la empresa no sabe como eludir desde recursos humanos este derecho incuestionable que tienen los trabajadores, amparada desde la Gerencia de la Empresa. Seguiremos trabajando por el respeto a las leyes y señalando a una empresa que por conflictiva no sale de los Juzgados (Instrucción y Laboral).

“El mundo se mueve gracias a la suma de los pequeños empujones de cada trabajador honesto”.

Alejandro Jesús Olivares Cabrera PRESIDENTE SINTRA

«20 DE MAYO, DÍA MUNDIAL DE LAS ABEJAS»

Comparte esto:

En un mundo donde la interconexión entre la naturaleza y la humanidad es más evidente que nunca, las abejas emergen como centinelas críticos de la biodiversidad y la seguridad alimentaria. Ante esta realidad, es imperativo valorar el incansable trabajo del equipo de la Consejería del Sector Primario, dirigida por Miguel Hidalgo, cuyo compromiso con la protección de estos polinizadores es una piedra angular en la preservación de nuestro ecosistema.

La polinización, un proceso aparentemente simple pero fundamental, es la fuerza impulsora detrás de la producción y reproducción de cultivos y plantas silvestres. Las cifras hablan por sí solas: casi el 90% de las plantas con flores y el 75% de los cultivos alimentarios dependen en cierta medida de la polinización. Este hecho subraya la importancia crítica de los polinizadores, cuyo papel va más allá de la mera producción de alimentos, siendo también esenciales para la conservación de la biodiversidad.

La declaración por parte de las Naciones Unidas del 20 de mayo como el Día Mundial de las Abejas refleja el reconocimiento global de la urgente necesidad de proteger a estos polinizadores. Enfrentar los desafíos que enfrentan las abejas y otros polinizadores requiere un esfuerzo concertado a nivel mundial.

El enfoque de este año en el compromiso de la juventud con las abejas destaca la importancia de involucrar a las generaciones futuras en la apicultura y la conservación de los polinizadores. Al educar y capacitar a la juventud, estamos asegurando un futuro sostenible para nuestro medio ambiente y nuestra agricultura.

Es evidente que debemos actuar con urgencia. El declive alarmante en la población de polinizadores, exacerbado por prácticas agrícolas intensivas, el uso indiscriminado de pesticidas y el cambio climático, plantea una amenaza existencial para nuestra seguridad alimentaria y la salud del ecosistema en su conjunto.

Ante este panorama, cada persona tiene un papel que desempeñar en la protección de las abejas y otros polinizadores. Desde cultivar plantas autóctonas hasta apoyar a los agricultores que practican métodos sostenibles, nuestras acciones pueden marcar la diferencia.

El compromiso del Cabildo Insular a través del Plan Estratégico de la Consejería del Sector Primario es un ejemplo claro de liderazgo en esta área. Desde la investigación hasta el apoyo económico al sector apícola, su dedicación es fundamental para garantizar un futuro próspero para nuestras abejas y nuestra agricultura.

Es inevitable volver la vista atrás y recordar algunas de las acciones que el equipo del Sector Primario lideró en colaboración con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria para entregar 600 núcleos apícolas, en tiempo record, a las personas apicultoras afectados por los incendios de aquel fatídico verano del año 2019.

La entrega de los núcleos apícolas a las personas apicultoras afectadas de Gran Canaria por los incendios no solo representó un acto de solidaridad, sino también un paso crucial hacia la recuperación de un sector vital para nuestro ecosistema. La colaboración entre el Cabildo y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria para producir estas colmenas en miniatura constituyó un ejemplo elocuente del poder de la cooperación entre instituciones académicas y gubernamentales en momentos de crisis como los que nos tocó vivir de manera cruel.

El delicado proceso de elaboración de estos núcleos, que depende de múltiples variables climatológicas, pone de relieve el esfuerzo y la dedicación del equipo de la Consejería del Sector Primario. Su compromiso con la protección y revitalización del sector apícola, tan castigado en los últimos años, es un testimonio de su visión a largo plazo para garantizar la sostenibilidad de nuestra comunidad.

Los incendios de 2019 dejaron una profunda huella en la comunidad apícola, afectando a numerosos apicultores y colmenas. La respuesta del Cabildo, a través de medidas de emergencia como la compra de alimento para las colmenas sobrevivientes y la entrega de núcleos de colmenas, demuestra un enfoque integral para abordar las necesidades inmediatas y a largo plazo de las personas afectadas.

La apicultura no solo es una actividad económica, sino también una actividad esencial para el equilibrio ecológico de nuestro entorno. La entrega de estos núcleos no solo proporciona una ayuda práctica a las personas apicultoras, sino que también contribuye a la preservación de la diversidad biológica y paisajística de nuestro país, especialmente en áreas estratégicas para la apicultura.

La colaboración entre el Cabildo Insular de Gran Canaria liderado por Antonio Morales Méndez, las instituciones académicas y la comunidad apícola es fundamental para enfrentar los desafíos que enfrenta el sector. Al trabajar juntas, podemos no solo recuperarnos de las adversidades, sino también fortalecer nuestra resiliencia frente a futuros desafíos como ya se ha demostrado.

La entrega de estos núcleos apícolas es más que un gesto de ayuda; es un símbolo de responsabilidad, esperanza y solidaridad en tiempos difíciles. Mientras continuemos apoyando y valorando el importante trabajo de nuestros apicultores, estaremos construyendo un futuro más próspero y sostenible para todas las personas.

Terminaré reseñando que la supervivencia de las abejas es un imperativo moral y práctico. Al proteger a estas pequeñas guardianas del ecosistema, estamos protegiendo nuestra propia existencia y la de las generaciones venideras. Es hora de reconocer y apreciar el trabajo incansable de aquellas personas que se esfuerzan por preservar a las abejas y su vital papel en nuestro mundo.

Diego Fernando Ojeda Ramos, exconcejal del Ayuntamiento de Telde y asesor en la Consejería del sector Primario, Soberanía Alimentaria y Seguridad Hídrica del Cabildo Insular de Gran Canaria

«A QUIEN PUEDA AYUDAR MI OPINIÓN SOBRE EL CÁNCER»

Comparte esto:
Este 2024 ha sido un año difícil, tras unas navidades fabulosas en familia, a mitad de enero me detectaron cáncer de colon de casi 10 cm y 5 ganglios afectados, estadio 3, a un paso de la temida metástasis. 
 
Se me cayó el mundo encima…
 
A pesar de ser una persona que medianamente se cuidaba y muy activa, me veía con 48 años en esta situación, con el riesgo de una obstrucción en cualquier momento que me obligará a intervenirme de urgencia… y poco a poco te vas haciendo a la idea, porque de otra manera te vuelves loco, de que es posible de que hasta aquí hayamos podido llegar.
 
Tras todas las pruebas del mundo en tan solo un mes, con grandes grandes profesionales, no sabemos lo que tenemos en la Seguridad Social hasta que nos vemos en esta situación, en febrero inicie por consejo de mi fabulosa oncóloga digestiva, un ensayo clínico internacional que parecía ser prometedor, por las características de mis células.
 
Han sido meses duros de tratamiento, manteniendo el tipo y la fuerza por mi familia, hasta que hace unos días, tras los resultados del TAC, y una dieta muy estricta, el tumor ha desaparecido radiológicamente tan solo después de tres meses de tratamiento. Es realmente un milagro…
 
No podemos descartar, como pasa a veces con esta patología, que pueda haber alguna célula o lesión milimétrica, pero ya no son los 10 cm, y con total confianza en mi equipo médico acabaremos con todo.
 
Desde aquí, me planteo varias reflexiones:
 
Meses duros, en el que mucha gente que te quiere, por la percepción que siempre hemos tenido, te ven como un enfermo, no como un paciente en tratamiento, por muy entero que estés (es muy importante anímicamente para el paciente el vocabulario que usamos al respecto).
 
Meses con personas que estaban mal y no perdían la esperanza, con una amiga fallecida de imprevisto por cáncer, pero se sale de esta, sobre todo con prevención y cribados, la gente te dice a veces que prefieren no saber, y no es así, porque cuando se sabe por efectos graves, a veces no tiene cura, y ya no hace falta tener 80 años para ello 
 
Cuídense porque el cáncer es silencioso, y valoren la vida, porque sabemos la teoría de lo efímeros que somos y vulnerables que somos, pero demasiadas veces vivimos en aptitud y comportamiento, como si fuéramos inmortales
 
Aprendan en este caso de mi experiencia, coman bien, bajen el stress perpetuo de día si y otro también, sean felices y den felicidad, porque a la hora de la verdad, demasiadas veces nos lamentamos.
 
Quiero agradecer en estas líneas, a los y las grandes profesionales que tenemos en el Servicio Canario de Salud y la Asociación española contra el Cáncer, que con los medios que tienen, nos salvan la vida física, emocional y mentalmente.
 
Y a los políticos-as, gestores del dinero público para el bien general, que inviertan donde es necesario, porque en este caso, la mitad de la población española tendrá cáncer en algún momento de su vida, y solo la investigación abrirá la esperanza de acabar con esta enfermedad;  valoren esto cuando voten sean del partido que sean, y exijan estás medidas en los programas electorales oportunos y su cumplimiento coherente y real ,por su propia salud y la de sus familiares.
 
(No es de recibo por ejemplo que en Canarias en el cribado de cáncer de colon, que daría una supervivencia de más de un 95% en estadios tempranos, en comparación con estadios metastásicos que rondan el 15%, que estemos a la cola nacional, con un gobierno y con otro, y que tan solo implica programas tempranos de análisis de sangre oculta en heces).
 
De verdad, cambien el chip en lo expuesto…y que no sea tarde cuando lo hagan…
 
José Suárez, paciente oncológico y vecino de Telde

SEGUNDA PARTE DEL RELATO CORTO: «¿QUIÉN LO HIZO?» (POR JAVIER MARTÍ)

Comparte esto:

Poco a poco y sin detenerse en el corto ascenso llegaron hasta una           pequeña explanada donde estaba el refugio que Isidro había comentado.

          Era un lugar privilegiado para quien tenía la suerte de poder estar allí:   desde lo alto de la montaña se divisaban las luces de los pueblos que, a          sus pies, se preparaban para recibir la noche con ese cielo estrellado    que custodiaba una hermosa luna llena, que durante unas horas           alumbraría todo el valle.

          Tras ellos, en el cielo, se dibujaban unas siluetas que daban formas a        unas negras nubes portadoras de algo inesperado y deseado por todos ellos: la nieve. La primera nevada del año.

– Este lugar es muy hermoso -dijo Cosme mirando de un lado a otro todo el valle.

– Ciertamente lo es -comentó Iriome. Me recuerda a mi bendita tierra canaria.

– Dejemos los buenos recuerdos para luego y pasemos al refugio -dijo Anselmo señalando la puerta que Isidro iba a abrir. Hay que encender un buen fuego para entrar en calor cuanto antes.

          Sacándose Isidro la llave del bolsillo de la camisa abrió el candado,           corrió la puerta a un lado y encendió unas velas que había junto a la       puerta.

          Una gran sala circular era toda la estancia: se podía ver una gran           mesa de madera y varias sillas afiladas en un lateral. Un gran hallar.           Una escalera que, desde un lateral, ascendía a un altillo que cubría casi    todo el refugio y que servía de almacén y dormitorio comunitario. Un     aseo con lo imprescindible y necesario, y una cocina con dos fogones           de leña.

          Su techo era de madera con la inclinación necesaria para que en época          de nevadas no quedaran estancadas.

          En el tejado había seis ventanas con sus cobertizos, todas ellas           bien   acristaladas y aisladas para que el frio no entrara.

          El altillo era de noble madera: vigas robustas soportaban el peso del     tejado y las tablas que formaban el piso estaban   parejas y sin grietas.

          La escalera era de piedra maciza desde el rellano hasta el altillo, dando          una sensación de solidez y elegancia al mismo tiempo. Unos candiles con          velas la alumbraban.

          No había luz eléctrica… sólo velas para alumbrarse en las frías           noches de invierno y las cálidas del verano.

          Un aseo con lo justo y necesario todo tallado en piedra que le           daba aún     más si cabe, un aspecto primitivo y rural, lo que en definitiva era el     lugar.

          Trece tablas de madera formaban la puerta de la cocina.

          En su interior había un hogar de leña, tallado en la piedra viva de una    gran roca que atravesaba, de parte a parte, la montaña.

          Una alacena de madera con cajones para platos y cubiertos.

          Los calderos y sartenes colgaban de la pared, junto a una gran           ventana que daba al campo.

          Junto a la cocina había un pasadizo que llegaba hasta un cobertizo donde          se guardaba la leña y otros víveres de secano.

          El piso del refugio era de adobe.

          El hallar tenía casi cuatro metros de largo por dos de alto y sin           chimenea, sólo una trampilla de hierro en la pared por donde           entraba        el aire para avivar el fuego.

– En el cobertizo hay leños para encender el fuego -dijo Isidro. Coged tres o cuatro cada uno, así tendremos leña para unas horas.

– Preparemos un buen fuego para calentar el refugio -dijo Juan. Esto parece una nevera…

– Yo me encargo de llenar las cantimploras en esa fuentecilla que hay junto a la roca antes de que se congele por el frío -dijo Nacho.

– ¡Te ayudo! -exclamó Cosme. Cuatro manos siempre serán mejor que dos y así terminaremos antes.

– Llevaos las garrafas que hay en la cocina, que no hay agua para luego cocinar y fregar -dijo Isidro. Esto no es el Hotel Palace!

– ¿Dónde ponemos los sacos para dormir? -preguntó Acaymo mirando el interior del refugio.

– Traed paja del cobertizo para ponerla en el suelo, junto al hallar, para que nos sirva de cama y estemos resguardados del frío -dijo Isidro.

– ¡En el suelo vamos a dormir… menudo frío vamos a pasar! -dijo Ayoze. uuff!!

– No lo creas -dijo Isidro. En cuanto el fuego crezca verás como no tendrás frío y hasta podrás estar descalzo y tener caliente los pies.

– ¿Preparamos la cena? -preguntó Cosme. Ya es hora…

– Sí, buena idea -dijo Iriome. Siento gusanillos en mi estómago…

– ¡Ñoss! el suelo empieza a estar caliente -dijo Acaymo. Lo noto…

– Sí, el calor del hallar pasa por unas canalizaciones por todo el subsuelo del refugio y sale por varias chimeneas exteriores -dijo Isidro.

– ¿De quién fue la brillante idea? -preguntó Raimundito.

– De mi abuelo -dijo Isidro. Él fue quien ideó este refugio hace muchos años, a su regreso del Amazonas. Lo copió de unas tribus indígenas que lo utilizaban para no pasar frio en  invierno y en las épocas de lluvia.

– Excelente idea y muy original -comentó Anselmo. Tu abuelo sí que sabía lo que hacía.

– Por eso has dicho antes que pusiéramos paja en el suelo -comentó Ayoze. Ya sabías el truquillo…

– Ahora entiendo que no tenga chimenea, y que tenga ese respiradero que hay en la pared del hallar -comentó Anselmo. Entra aire frío, aviva el fuego y ayuda a que el calor suba y salga por los respiraderos…

– Así es -dijo Isidro. Si os fijáis, el aire entra por el respiradero avivando el fuego. Éste sube ligeramente por una pequeña chimenea que se divide en cuatro tuberías que se extienden por debajo del suelo del refugio, por unas canalizaciones que recorren todo el piso, incluso en el baño y la cocina y salen al exterior por las chimeneas que hay entre cada ventana. Así siempre está caliente el refugio y no es necesario poner más estufas de leña, con una sobra para toda la casa.

– ¿Y en verano? -preguntó Cosme…

– En verano, al estar el hallar apagado y limpio de cenizas hace el efecto refrigerante: no da calor, y deja pasar el aire por las canalizaciones y lo mantiene fresquito. -comentó Nacho. Si no hay más que verlo.

– ¿Dónde dejamos los leños? -dijeron todos.

– En ese leñero que está junto al hallar -dijo Isidro. Ponedlos bien ordenados para que no caigan todos a la vez y tengamos que salir de aquí corriendo por el fuerte calor… o porque se incendie el refugio.

          Mientras terminaban de colocar los troncos en el leñero, Acaymo e           Iriome salieron a contemplar el nocturno paisaje, muy distinto al suyo.

          La noche hacía acto de presencia y el frío se hacía notar.

– ¡Chacho, que pelete cae! -exclamó Acaymo. Tengo los ñoños helados…

– Y más que va a caer -dijo Iriome viendo como el mercurio del termómetro que estaba colgado en la puerta del refugio bajaba rápidamente…

– ¡Chacho! esto baja más rápido que un avión de Binter llegando a Gando -dijo Ayoze que, en ese momento, salía del refugio. ¡Qué frio, tío!

– No os extrañe si vemos nevar… -dijo Cosme mirando al cielo. Esas nubes…

– ¡Nevar! -exclamaron todos.

– Sí, nevar -dijo Cosme. El parte meteorológico dice que a partir de seiscientos metros puede nevar y estamos a casi ochocientos…

– ¡Ñoooos! – exclamó Acaymo. En Gran Canaria para ver la nieve hay que subir a la cumbre o ir a Tenerife, al Teide… ¡chacho… chacho!

– Pues aquí puede que la veas sin tener que subir a la cumbre -Comentó Raimundito. Ya empieza a caer esa ligera agüilla que pronto se convertirá en nieve si el frío se mantiene.

– ¡Qué lindo es ver nevar! -exclamó Ayoze. Podremos hacer un muñeco de nieve y tirarnos bolas.

– Pero sin poner piedras dentro -dijo Acaymo. ¡Que te  veo venir…!

– Caballeros, dejen de soñar y entren a cenar, que la sopa fría no está buena y no la voy a calentar dos veces -dijo Juan, el experto cocinero.

          Mientras cenaban, entre vasos de vino y cucharadas de sopa,           comentaban el ascenso, desde la llanura, donde dejaron los coches, hasta el refugio.

          Poco a poco los cristales de las ventanas comenzaron a llenarse de           pequeños copos de nieve que los cubrían casi por completo.

          Con el calor del hallar, el piso estaba caliente y el vino que tomaron           en      la cena, no notaban el frío del exterior hasta que un inesperado golpe de        viento hizo que la puerta se abriera sola que hizo a los presentes saltar      de sus asientos al contemplar, con cierto recelo, una extraña presencia     que, frente a la puerta, se movía al son de viento.

          Quedaron perplejos, atónitos, asombrados sin saber qué hacer…

          Nadie quitaba la mirada a lo que veían, o creían ver. La puerta se abría y cerraba dejando entrever aquella extraña presencia que, desde el           exterior, les había perturbado su cena.

          Escasos segundos pasaron cuando una carcajada de Isidro rompió la       tensión de los presentes…

– ¡Qué coño es eso! -exclamaron todos a la vez…

– ¡No temáis! -exclamó Isidro. No es más que un toldo que se desprende del techo del refugio cuando la nieve se desliza hacia la puerta arrastrándola y dejándola caer de forma que protege la entrada para que la nieve no la bloquee.

– ¡Ja ja ja! -reía Anselmo. Si vierais vuestras caras al ver el toldo asomarse por la puerta…

– Muy gracioso -dijeron todos.

– Muy graciosillo el niñito… -exclamó Acaymo. Tiene la gracia por donde cargan los camiones.

CONTINUARÁ…    

LEA LA PRIMERA PARTE DE ESTE RELATO CORTO PULSANDO SOBRE ESTE ENLACE

ESCUCHA EL POLÉMICO ASFALTADO DE SALINETAS Y LA PRIVATIZACIÓN DEL MERCADO DE TELDE, EN LA REDIFUSIÓN DEL EL PROGRAMA DE RADIO DE ONDA GUANCHE «LA HORA DE LA VERDAD» (89.2 FM) DE ESTE JUEVES 16 DE MAYO

Comparte esto:

El programa de radio de ONDA GUANCHE “LA HORA DE LA VERDAD”, dirigido por Florentino López Castro (martes y jueves de 13:00 a 14:00 horas y en redifusión de 23:00 a 00:00 horas), a través de la señal (89.2 FM), estuvo en antena este jueves 16 de mayo de 2024. El mismo abordó la privatización del Mercado Municipal de Telde propuesta por CIUCA-PP y la polémica tercermundista generada para poder asfaltar 100 metros de carretera a la entrada a Salinetas desde la GC-1.

El gobierno de Telde pretende privatizar el Mercado Municipal, por su parte, el PSOE de Telde propone una gestión directa del mismo por parte del Ayuntamiento, reafirmando su compromiso con lo público y distanciándose del modelo de gestión indirecta implementado durante el plan de ajuste en 2012 por estos mismo partidos (PP y CIUCA).

El consejero insular de Obras Públicas, Augusto Hidalgo asfaltará la entrada a Salinetas desde la GC-1, poniendo fin al ridículo regional que ha protagonizado Telde en este asunto. Hidalgo se ha limitado a trabajar y no a estar dando titulares fatuos a la prensa, y a ponerse medallas que no le corresponden, como si ha hecho Sergio Ramos (PP), quien se ha atrevido a decir que, “su mediación y la del concejal de Vías y Obras, Iván Sánchez, ha permitido aclarar la situación para asfaltar el tramo de carretera afectado por los socavones” algo insólito cuando sabe el vicealcalde de Telde que solo ha enturbiado un proceso administrativo que estaba siguiendo su curso y que por fin ha finalizado.

“LA HORA DE LA VERDAD” es una hora intensa de radio en riguroso directo con el análisis de la actualidad, contada desde una óptica plural, independiente y participativa, donde todos los organismos sociales “vivos” tienen cabida, un espacio radiofónico con conexiones en directo, entrevistas, política, sociedad, debates y tertulias, que forman parte de la columna vertebral de este proyecto radiofónico que cuenta además con la colaboración especial de la periodista teldense, Maribel Castro, directora de Canariasinformativa.com

ESCUCHA «LA HORA DE LA VERDAD» DE ONDA GUANCHE RADIO PULSANDO SOBRE ESTE ENLACE

AUGUSTO HIDALGO (PSOE) EN ONDAGUANCHE: «NUNCA ME HE ENCONTRADO CON UN GOBERNANTE COMO EL CONCEJAL DE TELDE SERGIO RAMOS (PP) ES INSÓLITO, ALGO KAFKIANO»

Comparte esto:

El Cabildo de Gran Canaria ha empezado ya a colocar la señalética para advertir a los usuarios de esta carretera de las obras que comenzarán este jueves por la noche y se extenderán hasta la próxima semana, una vez que la Consejería de Obras Públicas y el Gobierno de Canarias suscribieran hoy el acuerdo para la cesión de este tramo de carretera que permanecía bajo titularidad autonómica hasta hoy.

El consejero insular de Obras Públicas, Augusto Hidalgo, afirmó a ONDAGUANCHE en una entrevista exclusiva concedida al profesor y comunicador, Manuel Ramón Santana, sobre el polémico asfaltado del vial de Salinetas que «esta actuación podíamos haberla realizado con unos meses de antelación, pero desgraciadamente un concejal de Telde, Sergio Ramos (PP), ha estado incorporando elementos que no venían a cuento en esta historia. Primero con una nota diciendo que nos iban a imponer el hacer el trabajo cuando nosotros no éramos responsables del asunto, al contrario, queríamos que nos hicieran responsables para podernos dedicar y nos parece increíble”.

Hidalgo continuó señalando que «después pidió informes al Gobierno de Canarias que no sabían interpretar y el concejal consideraba que éramos responsables del año 97, cuando ese enlace, tal y como lo conocemos hoy, ni siquiera estaba hecho, una cosa disparatada, y lo último ya con un informe policial que decía que ahí había un problema de peligrosidad. A mí me parece curioso porque el informe no dice que se corte la vía, aunque es una sugerencia que hace, pero el concejal llega a decir que se corte la vía, cuando la conexión con la misma, el litoral de Telde, es una vía municipal. Entonces la pregunta es ¿por qué no la ha cortado el Ayuntamiento? ¿por qué no la ha precintado si eso es lo dice el informe? Una serie de elementos que desgraciadamente ha retrasado unos meses la actuación».

«Teníamos informado en todo momento al Ayuntamiento de Telde a través de su concejal de Vías y Obras. El enredo viene con este concejal que no viene a cuento porque no estaba en esta historia ni era con el que estábamos coordinados. Nunca me he encontrado un gobernante en esta situación, me parece insólito, que encima dijera que poco menos que nos había forzado a hacer la obra cuando he tenido que retirar tres veces las máquinas porque no he podido, es realmente kafkiano. Espero que este episodio no se vuelva a repetir, no es normal la actuación de este concejal del Ayuntamiento de Telde que, de forma un poco insólita y a la búsqueda de protagonismo, lo único que ha provocado es retrasar esta actuación de mejora», sentenció el consejero insular.

ESCUCHA A AUGUSTO HIDALGO EN ONDAGUANCHE PULSANDO SOBRE ESTE ENLACE