miércoles, 21 febrero, 2024

desde 1990

EL EXPRESIDENTE RAJOY ESTARÁ EN LA PRESENTACIÓN DE SERGIO RAMOS COMO CANDIDATO A LA ALCALDÍA DE TELDE POR EL PP

Comparte esto:
 

El expresidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, estará en la presentación de Sergio Ramos como candidato a la Alcaldía de Telde el próximo 11 de febrero en un acto previsto en la plaza de San Juan a partir de las 11:00 horas. Ramos señaló al respecto que “es un honor que el presidente Rajoy me presente como candidato a la Alcaldía de nuestro municipio”.

MARIANO

Image 1 De 1

EL SINDICATO SITCA ANUNCIA UN CRECIMIENTO IMPARABLE

Comparte esto:

Además de aumentar el número de afiliados y la representación de los trabajadores, recibimos representantes de otras organizaciones sindicales que, desencantados y buscando un mejor sindicalismo, se unen a la gran familia de SITCA

Hoy tenemos que celebrar la llegada nuestra Central Sindical de un nutrido grupo de representantes de los trabajadores, que abandonan su anterior opción sindical, Comisiones Obreras, para unirse a nuestras filas. Hablamos de la empresa UTE Ecoparque Juan Grande, y el movimiento abarca tanto a la representación legal de los trabajadores como a sus afiliados.

Este hecho se enmarca dentro de la tendencia que se viene manifestando cada vez con mayor intensidad en los últimos años, en la que representantes y afiliados de un determinado sindicato, abandonan sus filas desencantados y desmotivados por no poder llevar a cabo un sindicalismo adecuado que sirva para la defensa de los derechos de los trabajadores a los que se deben.

Nuestra satisfacción viene dada porque en la mayoría de estos casos, el destino de estos compañeros es precisamente SITCA, donde confían en poder hacer todo aquello que no han podido, gracias a nuestra forma de hacer un sindicalismo moderno, con seriedad, rigor, eficacia y capacidad para lograr acuerdos que reportan importantes beneficios para las plantillas. Prueba de ello son los muchos convenios que hemos negociado y aprobado en 2022, algunos de ellos con décadas de congelación, y que han supuesto importantes saltos cuantitativos y cualitativos para los trabajadores afectados.

Este nuevo pase masivo de representantes de los trabajadores y afiliados, que en este caso abandonaron Comisiones Obreras para sumarse a SITCA, viene a reforzar nuestra posición en el sector de Residuos Sólidos Urbanos, y más concretamente en Ecoparques Canarias.

Por nuestra parte, damos la bienvenida a estos nuevos compañeros, y les invitamos a comenzar desde ya a recuperar el impulso para lograr las mejoras tan largamente demandadas por las plantillas a las que representan.

En la foto, nuestro Secretario General, Antonio Rodríguez, junto al portavoz de la representación legal de los trabajadores de UTE Ecoparque Juan Grande, Edgar Suárez Martin.

LA HISTÓRICA CAFETERÍA LA BOHEME DE SAN JUAN EN TELDE CIERRA SUS PUERTAS

Comparte esto:

En las capitales están las instituciones, y en la de Telde, en San Juan, una de ellas es La Boheme, una cafetería señera que tendrá que reinventarse. Esta semana próxima perderá parte de su esencia. Francisco Ramírez González, por todos conocido como Paco, se jubila y con él, esa impronta característica que solo él supo marcarle y que ha hecho de este bar testigo y también protagonista activo y directo de los últimos 40 años de la historia del municipio. Entre sus paredes se han cocinado pactos políticos y también decisiones clave para la ciudad. Hizo las veces de cenáculo, de refugio discreto para el acuerdo y la democracia.

«A mí me va a costar cerrar, emocionalmente, no lo voy a negar, porque son 41 años aquí dentro, desde las cinco de la mañana hasta no se sabe qué hora». Paco no puede evitar ponerse nostálgico. No se le esconde que cuando este martes, 31 de enero, cierre por última vez el portón central de esta vieja casona sanjuanera, pondrá fin a una etapa que inició con apenas 26 años y una mochila de ilusiones, un 9 de septiembre.

Entonces ya llevaba 12 años detrás de una barra, pero en aquel año, en 1984, se lio la manta a la cabeza y decidió llevar su propio negocio. Cogió las riendas de La Boheme, un establecimiento que, por entonces, recuerda Paco, acumulaba cuatro o cinco años de actividad, pero que no terminaba de arrancar. Con ayuda de familiares y amigos, a los que, agradecido, no deja de citar, arrancó una aventura de sacrificio y dedicación que, aunque aún le cueste reconocerlo, puso a este bar en el mapa.

Y es que logró que La Boheme fuera bastante más que un establecimiento de hostelería. Paco no solo servía cafés, mixtos y pinchos de tortilla, que también. Paco ofrecía hospitalidad, acogida, amabilidad y educación. «Este local siempre ha sido muy familiar. Es un bar de amigos. Tengo clientes de hace 40 años, que se vinieron conmigo de Secundino, aunque es verdad que ya hay muchos que se han quedado en el camino». Calcula que el 20% de los clientes de su anterior bar le siguieron a La Boheme.

Entre los que ya no están figura Jorge Lang-Lenton, don Jorge, el que durante lustros fue secretario municipal del Ayuntamiento de Telde y del que Paco recuerda una anécdota de su fidelidad a La Boheme. «Un día se fue a desayunar a Secundino con el periódico en la mano y cuando se sentó allí y el empleado le preguntó qué va a tomar, le dijo: ah perdona, que me equivoqué; se levantó y se vino a La Boheme».

El bar de Secundino estaba a dos pasos. Fue el segundo trabajo de Paco, desde 1973 hasta 1984, y allí aprendió mucho de lo que sabe, de ahí que guarde grandes recuerdos, de sus 11 años en ese negocio y también de la familia que lo regentaba, tanto del padre, Secundino Estupiñán, como del hijo, Pepoli. «Se portaron muy buen conmigo; recuerdo que a los dos años de estar con ellos me pusieron el sueldo que se cobraba entonces en el sur; trabajaba más horas, pero estaba bien considerado».

Lamentablemente ya no existe hoy y su local lo ocupa una entidad bancaria. De aquella etapa de su vida atesora una reliquia única, una centenaria máquina registradora National. Estos años ha presidido el frente de La Boheme y en cuanto cierre irá a parar al museo de un amigo de Paco en Telde, donde estará a buen recaudo.

Hijo de Las Remudas

Secundino tenía buen ojo y algo debió ver en aquel chiquillo de 14 años que vendía helados en Frigolandia, otro local histórico de San Juan, pero más pequeño, que hoy sigue abierto aunque en otras manos. Detrás de aquella barra, y en 1972, empezó la vida laboral de un Paco adolescente que dejó los estudios para ayudar a la economía familiar, un hogar humilde con cinco hijos que un guardián de la Cinsa y una ama de casa trataban de sacar adelante en una vivienda del viejo poblado de Las Remudas, hoy bajo los cimientos del actual polígono.

Paco cerró su etapa escolar por compromiso y solidaridad con los suyos, otro sello de su carácter. «Tenía una hermana media malilla y mi otra hermana se iba a casar, así que tomé la decisión, sin contar con mi padre, de buscar trabajo». Y lo encontró en ese negocio que entonces era de Pepe Andrés Medina. «Era de las heladerías que más vendía en Telde», recuerda. «Yo iba a empezar segundo de bachiller cuando entré allí y mi intención era seguir estudiando por la noche, pero como pegaba a las 7 de la mañana y acababa a la medianoche, se acabaron los estudios; así hasta hoy».

De Frigolandia al bar de Secundino para acabar en La Boheme

No tardó en demostrar que la hostelería era lo suyo. «Acabé haciendo de todo, hasta churros, y con 15 años me dejaron solo», una capacidad que no se le pasó por alto a Secundino, que un buen día de 1973, en una conversación con el padre de Paco sin saber que lo era, le habló maravillas de aquel joven. «Ese es mi hijo», le soltó el buen hombre, orgulloso. Secundino le pidió que mediara para ver si se iba a trabajar con él y cuajó.

Primero fue el Frigolandia, luego el bar de Secundino y por último La Boheme, un emblema casi de San Juan que en sus buenos tiempos llegó a contar con cuatro empleados, «cuando la calle principal era de doble sentido». Es más, en carnavales se veía obligado a contratar a siete, con el bar a tope y un vigilante de seguridad en la puerta.

Por lo general, los empleados le duraban muchos años y tuvo verdaderas maestras al frente de la cocina. «Mi tía Rosa González estuvo un año, pero después vino Emilia Montesinos, Usa, que fue la que abrió el mercado y la que enseñó al resto la ropa vieja, los churros de pescado o la tortilla», algunos de sus ‘hits’ gastronómicos.

Ha visto abrir y cerrar muchos negocios a su alrededor, pero La Boheme ha aguantado. ¿La clave? Su capacidad de lucha y de adaptación. «Ha habido momentos en que era más fácil cerrar y marcharse, pero yo seguí luchando, más por amor propio que por dinero. Y no me pesa estar lo que he estado», reflexiona. «La cosa ha ido aflojando y yo me he ido adaptando», como cuando tras un achuchón de salud optó por recortar horarios.

Cierra el bar de la ventana única

Y otra clave más: su integración en el casco. Con el Ayuntamiento tan cerca era inevitable que a veces pareciera una extensión de las oficinas municipales. Aquí desayunaban muchos funcionarios. «Un concejal me dijo estos días que se va a cerrar el bar de la ventana única. Alguna vez venía por aquí gente para que le resolviésemos alguna cosilla, pero no por nada, sino porque muchos funcionarios son amigos míos».

También reunía a cargos públicos, de toda clase y condición, pese a que Paco nunca ha ocultado su filiación a NC. «Aquí se han tomado muchas decisiones políticas y hubo algún cierre de pacto, aunque a puerta cerrada». Cuenta que una vez en un día de pleno tuvo prácticamente en cada mesa a un partido político, NC, el PSOE, CC y el PP.

Ahora se siente cansado y con ganas de parar. Y le alegra saber que el bar va a seguir. Estará unos meses cerrado por obras, pero lo cogerá un miembro de la familia propietaria de la casa, a la que Paco quiere dejar constancia expresa de su agradecimiento. «Me han tratado siempre como uno más de la familia, primero los padres y después los hijos». Por eso subraya que si el nuevo dueño le pide ayuda en algo, estará encantado de prestársela.

«Yo me voy a jubilar, pero quieto no me voy a estar». De entrada, piensa dedicar más tiempo al partido, aunque siempre por detrás, como uno más. Eso, en todo caso, vendrá después. Aún le quedan dos días al frente de La Boheme. Sus clientes-amigos apuran. Están a tiempo del último café con Paco.

41 años ha estado Paco al frente de La Boheme, una institución en San Juan, que, además, ocupa la casa que fue de los abuelos de presidente de la II República de Juan Negrín. Por ella debió corretear de niño.

Canarias7 (Gaumet Florido)

1

Image 1 De 9

CONDENADA A DOS AÑOS DE CÁRCEL POR MALTRATAR A VARIOS NIÑOS EN UNA GUARDERÍA DE TELDE

Comparte esto:

El Juzgado de lo Penal número 3 de Las Palmas de Gran Canaria cerró con una sentencia de conformidad el caso que sentó en el banquillo a dos cuidadoras de una guardería de Telde, que maltrataron a varios bebés que estaban a su cargo en el año 2018. De esta forma, Luz Marina Hernández Martín fue penada a dos años de prisión, 240 días de trabajos en beneficio de la comunidad y el pago total de 10.000 euros en concepto de indemnización a los padres de los menores, mientras que Atenania Cubas Santana también lo fue a 60 días de trabajos en beneficio de la comunidad. Además, ambas han sido inhabilitadas para ejercer oficios o profesiones que tengan contacto con menores de edad.

El magistrado Juan Gallego Ortiz recogió en la sentencia el acuerdo al que llegaron las defensas con el fiscal César Casorrán en un procedimiento que causó un gran revuelo en su momento en Telde debido a la denuncia masiva de padres de la guardería Los Soles por haber detectado que los bebes habían sido maltratados por las cuidadoras.

En concreto, Luz Marina Hernández Martín desarrolló su actividad profesional de educadora como técnico de educación infantil con contrato indefinido en esta guardería del barrio teldense de Casas Nuevas desde el 4 de septiembre de 2015. Sus funciones eran la recogida de los menores de edad en el centro desde los seis meses y su cuidado y custodia, alimentación, aseo y educación durante su jornada laboral que empezaba a las 06.45 horas hasta la finalización de su turno de trabajo.

No obstante, la acusada y se aprovechó del ejercicio de sus funciones y la superioridad que le otorgaba el cargo y la corta edad de los menores, para llevar a cabo los hechos investigados, que ocurrieron el 21 de noviembre de 2018. Los mismos, para esta parte, los desarrolló en la guardería siendo consciente de la vulnerabilidad de los bebés y con intención de menoscabar su integridad moral y la integridad física.

La sentencia recoge cuatro hechos constitutivos de delito. El primero de ellos sucedió sobre las 11.23 horas del referido 21 de noviembre, cuando uno de los menores nacido el 15 de octubre de 2016, se encontraba sentado en el aula. El niño se quitó el zapato y la acusada se lo arrebató de la mano y le golpeó con el mismo en la mano y en la pierna, para posteriormente levantarle del suelo agarrándole por el brazo y dejándole caer.

A las 11.49 horas, la misma cuidadora agarró de forma brusca de la coleta a una niña nacida el 30 de septiembre de 2016 y la dirigió hasta una papelera a fin de que arrojara un papel, propinándole acto seguido dos manotazos en la cabeza que le provocaron una caída al suelo. Luz Marina Hernández Martín, abandonó el lugar sin intención de socorrerla.

Zarandeos

Por último, alrededor de las 11.47 horas y al tiempo que limpiaba la cara y le colocaba el babero a un niño que nació el 25 de agosto de 2016, le zarandeó de los brazos y le agarró la cabeza moviéndosela hacia arriba y abajo.

Poco más tarde, a las 12.06, Luz Marina Hernández Martín alzó en el aire al menor quien iba desnudo de torso, agarrándole de las muñecas, para llevarle a un extremo del aula, donde lo sentó y levantó de manera brusca rebotando contra el suelo.

Un minuto después le propinó un golpe con la mano en la parte posterior de su cabeza, lo levantó de forma agresiva y le dio un manotazo en el trasero, llevándolo suspendido en el aire.

Finalmente, sobre las 12.30, dirigió al mismo bebé a un rincón sin vestir todavía ninguna camiseta y le obligó a permanecer contra la pared 26 minutos.

Por último, la acusada trasladó a las 12.07 horas a otra niña nacida el 7 de septiembre de 2016 de manera agresiva a un rincón y la sentó contra la pared, obligándola a permanecer en esa posición durante 21 minutos hasta que la agarró de la cabeza para llevársela.

En la sentencia se recoge que no consta lesión en ninguno de los supuestos cometidos sobre los bebés.

Fueron despedidas En su día, María del Carmen Ojeda, dueña de la guardería Los Soles, despidió a la monitora Luz Marina Hernández Martín después de que la jueza decretara su puesta en libertad tras ser detenida. También despidió a la otra condenada.

Otra condenada más

De la misma forma que la otra acusada, la sentencia recoge como Atenania Cubas Santana, sin antecedentes penales y en el ejercicio de sus funciones como educadora de la guardería infantil Los Soles, también cometió un delito leve de maltrato de obra. Fue sobre las 12.53 horas del 27 de noviembre de 2018 cuando, con intención de menoscabar la integridad física de un menor nacido el 13 de octubre de 2017, le propinó tres manotazos en la boca. En este caso, no consta que le provocara lesiones.

Canarias7 (Francisco Fajardo)