miércoles, 24 julio, 2024

desde 1990

LA CARTA DEL DIRECTOR: LA NUEVA CANARIAS QUE LLEGA A TELDE

Comparte esto:

Recupera la libertad, la independencia y la pluralidad perdida. Es aperturista, rompe vetos, censuras y prejuicios pasados. Aglutina, suma y no excluye. La necesaria purga postelectoral la devuelve al germen original que solo conoció éxitos, su génesis.  La inclusión del mejor sin discusión (Paco Santiago), es garante de calidad sin importar el lugar que ocupe. Un acierto sin fisuras.

El joven José Luis Macías da un paso al frente para reconducir una organización castigada electoralmente. NC se había convertido en un partido renqueante que deambulaba los últimos años por la ciudad sin rumbo fijo. Había perdido el contacto con la ciudadanía y su masa electoral se ha reducido a cuatro concejales desorientados y exhaustos. Macías será el responsable de pilotar un proceso harto delicado, pero necesario para reconciliarse con las urnas.

Es normal que su paso adelante genere tanta sorpresa, expectación y preocupación. Macías es un municipalista de grandes habilidades negociadoras y firmes convicciones demócratas, resuelto a hacer de Telde una ciudad mejor. Sin embargo, son tiempos plagados de dificultades para NC y necesitará combinar con éxito, audacia y diálogo, para aunar todos los sectores políticos involucrados en su organización activando un proceso orgánico que parta de las bases hasta volver alcanzar una máquina electoral imparable.

Su misión principal es completar la construcción de un partido bien estructurado y fuertemente arraigado a la sociedad. Macías representa el renacimiento, la posibilidad de reinventarse y resurgir, quizás no de las cenizas, pero sí de una situación desfavorable que ya no representaba la mejor alternativa. Su ‘bautizo’ como presidente no ha pasado desapercibido, buena señal. No le perdonan (los mediocres), su línea aperturista, la llegada de nuevos militantes y simpatizantes de su mano al partido, su cercanía con todos los medios de comunicación, pero, sobre todo, su capacidad para acabar con el inmovilismo de su organización. Los votos están en la calle y hay que ir a por ellos.

Macías (como la mayoría de la militancia que lo encumbró como alternativa), trata de recomponer el viejo sueño del mayoritario nacionalismo de NC durmiente, o disperso en la ciudad, pensando que otra forma de hacer política es posible, real y se puede alcanzar. Entendió pronto que, siguiendo el sendero de la tradición, su partido no volvería en décadas al gobierno local. Cambiar 10 años de historia no es tarea fácil. Menos aún en NC. Tanto tiempo de debilidad y mediocridad mal disimulada, es un lastre para cualquier político con un mínimo de credibilidad.

Sin embargo, José Luis Macías, ha logrado invertir en pocos meses, la dinámica apoltronada y sumisa de Nueva Canarias en la ciudad. Está pagando un elevado (pero necesario coste), siendo objeto de descrédito por parte de voceros y escribientes postulados otrora como “amigos” de la causa, porque bajo su impuesto mediático, más que ayudar, éstos aventajados a mayor gloria informativa de la ciudad, intentan cercenar conscientemente su crecimiento en NC. A pesar de sus miserables esfuerzos para que Macías no alcanzara notoriedad, hoy se dan de bruces con la cruda realidad.

José Luis cuenta con un grupo de hombres y mujeres sobradamente preparados. Ha tenido que purgar, porque no eran todos los que estaban, ni estaban todos los que eran, pero va alcanzando la NC soñada: Libre, independiente y capaz. Sacar el partido del zulo donde estaba metido, ya es un primer objetivo que tiene cumplido. Abrir Nueva Canarias a los medios de comunicación sin distinción y tratarlos a todos por igual sin prebendas ni favoritismos es otro logro de su corta gestión. Recuperar la autonomía perdida tras un largo letargo, es otro sello de su administración… los que lo conocen aseguran que todavía queda por venir lo mejor.

Los simpatizantes de Nueva Canarias Telde están de enhorabuena. Su líder emergente José Luis Macías, tiene muy vivo el recuerdo de los años de mayorías absolutas de su idolatrado Paco Santiago. Sabe cual es el camino y ya ha empezado a andar.

Florentino López Castro, formado en periodismo por la Universidad Internacional Isabel I de Castilla y es director de ONDA GUANCHE

CRÍTICA DE LA PELÍCULA ‘OPPENHEIMER’ (POR LUIS ALBERTO SERRANO)

Comparte esto:
Oppenheimer

Director: Christopher Nolan
Guion: Christopher NolanKai Bird y Martin Sherwin
Intérpretes: Cillian MurphyEmily BluntRobert Downey Jr. y Matt Damon

Sinopsis:
La historia del científico J. Robert Oppenheimer y su rol en el desarrollo de la bomba atómica. Nos cuenta la historia del proyecto “Manhattan” en el que el gobierno de estados unidos quiso crear el arma más mortífera jamás creada antes de que los alemanes consiguieran hacerlo. Era una carrera que sometió al científico a presiones y a convivir en un desierto junto a un elenco de ayudantes para desarrollar los cálculos matemáticos y el prototipo de un arma de destrucción tan masiva que, después de su uso, lleve al personaje a cuestionarse el papel en que quedará su nombre en la historia y el uso futuro que se le dará a su trabajo. Consciente de que puede haber sido el que ha dado el primer paso para la desaparición de la vida en este planeta.

 

MI CRÍTICA:

Nolan es una de mis debilidades. Veré todas sus películas hasta que empiece a chochear, me imagino. Ya les aviso que esta no es de las mejores. Aprovecho para recomendarles obras que he revisto y reveré más veces: “Memento” (2000), “Origen” (2010), “Interestellar” (2014) o “Tenet” (2020). Quizás esta película sea un encargo más que una película personal, pero lo cierto es que no le veo el experto estilo de sus películas en la forma de contarla. Eso sí, los planos impecables, sin duda.

No he visto todas las películas nominadas (por ahora llevo 5) y si nos dejamos llevar por las corrientes y por los Globos de Oro, es la firme candidata a ser la gran triunfadora en la noche de los Oscars. A mí, como otras que he visto en estas fechas, me parece alargada. Le sobran secuencias y la dotaría de un poco más de ritmo, cosa que no me pasa con otras películas de Nolan mucho más densas que estas. Aquí hay un exceso de diálogos que no aportan nada y no se profundiza en los contextos históricos que nos aclararían algunas de las decisiones de los personajes. Es como si, desde el guion, creyeran que ya sabemos la historia y se centraron en los detalles sin ponerlos en el entorno adecuado.

La película se quiere centrar más en el juicio que se le hace más que en las consecuencias en sí. Es como si, la gente que lo está juzgando fueran él mismo. Como si el fuera él imputado y el verdugo a la vez. Ese arrepentimiento que sufre al ver la destrucción generada es el eje central de la parte final de la película y, el motivo de todas las secuencias anteriores, es llegar a ese final. Para mí, me parece que tiene muchas partes recortables. Demasiada prioridad a sus devaneos amorosos que creo que deberían haber sido una pincelada y haberle cedido más espacio a la guerra. Pero claro, cada uno dirigiríamos una película diferente si nos dejaran.

 Lo que más me destaca la película es el impecable casting. Después de trabajar de secundario en muchas de las películas de Nolan, Cillian Murphy fue una apuesta del director contra la idea del estudio. Aquí es un acierto. Me gustan esos aires de seguridad contra los del miedo. Lo borda. El peso de la película recae en sus espaldas y fluye hasta el punto que le puede valer el Óscar. Uno de mis preferidos puede salir, también, esa noche con estatuilla. Robert Downey Jr. está soberbio. Los papeles de malo, cínico y calculador se le dan. Tercera nominación. ¿Ya le toca? Se lo deben por “Chaplin” (1992, Richard Attenborough). Y, aunque el papel de Emily Blunt está acorde a todo este elenco tan bien dirigido, la competencia por el Óscar a la actriz secundaria se me antoja el más reñido de todos. Valorar también la interpretación del, siempre correcto, Matt Damon y de los cameos que se sacó Nolan de la manga: Kenneth Branagh, Rami Malek, Gary Oldman o Matthew Modine. Ahí es nada.

En los apartados técnicos, sobre todo en fotografía, sonido y montaje se me antoja la gran favorita. Al fin y al cabo, se la recomiendo. Es un buen ejercicio para aprender historia, y de los conceptos éticos de jugar a ser dioses.

13 NOMINACIONES:
Mejor Película
Mejor Director (Christopher Nolan)
Mejor Guion Adaptado (Christopher Nolan)
Mejor Actor (Cillian Murphy)
Mejor Actor Secundario (Robert Downey Jr.)
Mejor Actriz Secundaria (Emily Blunt)
Mejor Director de Fotografía (Hoyte Van Hoytema)
Mejor Banda Sonora (Ludwig Göransson)
Mejor Sonido (Willie D. BurtonRichard KingGary A. Rizzo y Kevin O’Connell)
Mejor Montaje (Jennifer Lame)
Mejor Diseño de Producción (Ruth De Jong y Claire Kaufman)
Mejor Vestuario (Ellen Mirojnick)
Mejor Maquillaje y Peluquería (Luisa Abel)

Más críticas en: https://luisalbertoserrano.wordpress.com/oscars-2024

PODCAST SPOTIFY:

https://podcasters.spotify.com/pod/show/luisalserrano/episodes/Crtica-pelcula-Oppenheimer-e2fsse7