miércoles, 21 febrero, 2024

desde 1990

¿OTRO ‘PELOTAZO’ CON LA CARGA DE VEHÍCULOS ELÉCTRICOS EN TELDE?

Comparte esto:

Telde sigue en la cola del progreso y los avances mientras permanece en cabeza del ránking de pobreza y desempleo y por supuesto, somos la ciudad con los impuestos más alto de Canarias, mientras en Telde es una hora menos. Hoy toca hacer un repaso de la falta de cargadores eléctricos para vehículos, siendo extremadamente grave que el Gobierno de Telde no haya impulsado a través de los entes de conservación de las áreas comerciales la instalación de puntos de recarga.

Las zonas comerciales de Telde no cuentan con estacionamiento y cargadores de vehículos eléctricos. Todos los municipios de la isla que cuentan con este dispositivo, lo instalaron en el casco, excepto Telde, que lo fijó en el Centro Comercial La Mareta (Alcampo). Las grandes superficies están obligadas a tener los cargadores por Ley, pero en el caso de Telde, se lo ha ahorrado a las multinacionales instalándolo en su perímetro comercial.

Cabe destacar que es una infraestructura que depende del Cabildo de Gran Canaria, pero los municipios eligen su ubicación, y en Telde, por oscuros intereses que no llegamos a entender más allá del económico para unos cuantos, se ha elegido este punto como estacionamiento para carga de vehículos eléctricos, cuando legalmente los centros comerciales están obligados a instalarlos con fondos privados, no con dinero público como el caso que nos ocupa.

Centros públicos de interés como los aparcamientos de Telde, el nuevo Polideportivo de La Barranquera, o el propio edificio nuevo de oficinas municipales (Ayuntamiento), en El Cubillo, tampoco cuenta con esta instalación. El dato empírico es que Telde da licencias sin cumplir con las normas.

Alguien tendría que preguntar en el Pleno como obtuvo licencia el Centro Comercial Las Terrazas o El Mirador si no tienen esos puntos de recarga, o Leroy Merlín, que amplió el año pasado. ¿O es que por unos patrocinios de cuatro perras a Festejos y Deportes se le concede inmunidad urbanística a los poderosos centros comerciales?.

¿Telde Avanza y Nueva Canarias prospera…?

Manuel Ramón Santana

 

 

 

 

«Apoyo físico y emocional de la Sanidad»

Comparte esto:

El verdadero apoyo emocional que tuvimos durante las primeras semanas de la pandemia fue el nuestro propio: el de los sanitarios. No pudimos contar con nuestros amigos, ni con el de nuestras familias porque, en la mayoría de los casos, fue nuestra voluntad alejarles de nuestras preocupaciones y miedos. Esa fachada de valentía y de “todo está bien” para no alarmar, nos hacía fingir un estado que no era real. Queríamos demostrar que estábamos bien para no preocuparles más de lo que lo estaba haciendo “el bicho”. Pero esa no era la realidad.

La gran cantidad de estrés que llegamos a acumular hizo la vida muy difícil. Usando el grado de concentración al mínimo, como herramienta de supervivencia. Yo me pasaba las tardes en la cama, reservando la concentración para el horario de trabajo. Un Celador que comparte su vida con producciones artísticas no puede hacerlo si no es un alma activa. Y, ahora, todo se había detenido bruscamente. No tenía cabeza para redactar un proyecto de futuro. ¿A quién le ibas a mandar un proyecto si nadie sabía los plazos en los que volveríamos a la normalidad? Si ahora no tenemos las cosas claras, imagínense en plena subida de la curva de contagios. Las tardes eran cama y películas, sin más. Con qué impotencia leíamos, mientras nos daban los aplausos de las ocho de la tarde, que admiraban a los sanitarios, pero les pedían que se cambiaran de vivienda. Si hasta el personal no-sanitario del hospital huía de nosotros por miedo a que les contagiáramos. Lo he vivido y he visto a algunos correr para no coincidir por los pasillos. No juzgo a nadie porque soy consciente que cada uno de nosotros tiene una gestión del miedo que hay que respetar. Pero estaba claro, nos teníamos que refugiar los sanitarios entre nosotros.

Separado de mis padres por lógica voluntad propia, era en el trabajo donde podía hablar de emociones. Entre compañeros nos entendíamos. Remábamos en el mismo barco y sabíamos que llegaríamos a buen puerto haciéndolo unidos. Sí, he visto a mis colegas llorar en el vestuario de miedo. Nosotros mismos tuvimos que mandar a casa a trabajadores por ser presa fácil por su alto riesgo. Y, a toro medio pasado, diré que me siento orgulloso de pertenecer a esta sanidad que se ha entregado, sabiendo que se jugaba la vida. No quieran vivir nunca esta situación. Un día, observando a los compañeros con los que estaba de turno, me vi temiendo que a la semana siguiente alguno ya no pudiera estar con vida. Ese miedo sólo se siente en la guerra. Eran épocas en la que los informativos nos decían que el 20% de los muertos eran personal sanitario. Tuve que dejar de ver noticias para recuperar mi salud emocional.

Fueron las conversaciones con los colegas las que conseguían hacerte ver que no eras el único que lo pasaba mal, porque más terror que nosotros tenían los que estaban contagiados y veían la muerte “cercana”. Empezamos a trabajar con una dinámica positiva. Cuantos videos de sanitarios bailando recorrieron las redes. Que grandes. Empezamos a ver que el “yo te cuido y tú me cuidas” nos podía salvar la vida. Ir en parejas a ponerse los ansiados EPI,s para no cometer errores fue asumido en todas las Unidades de COVID. Por ello tengo que agradecer a todos mis “compamigos” de la unidad y de todas las de España, por extensión, porque si esto no nos hubiera pillado tan desprevenidos de protocolos en los centros de urgencias y de atención primaria (espero que eso se revise en la nueva normalidad) y de material, muchos se hubieran salvado.

Que la sanidad española ha estado a la altura, se lo aseguro yo. Me gustaría saber si hemos aprendido algo de esta catástrofe. Los que legislan y administran tienen que recoger nuestro testigo y protegernos. No queremos pagas extras, queremos que el dinero sirva para que no nos falte material del que depende nuestra vida y la de nuestras familias. Queremos que haya personal suficiente para que yo pueda hacer el trabajo con toda la conciencia, y no con un cansancio que repercute en la calidad asistencial.

Y, por último, agradecer esos aplausos de las tardes porque algo hicieron para que pudiéramos ir a trabajar al día siguiente con un poco más de aporte positivo.

Luis Alberto Serrano, escritor
@luisalserrano

PLAYAS ABRE EL GRIFO DE LAVAPIÉS Y DUCHAS TRAS LA DENUNCIA DE ONDA GUANCHE

Comparte esto:

Tras la denuncia de ONDA GUANCHE, los usuarios de las playas de Telde vuelven a disfrutar de los lavapiés y duchas cerrados durante tres meses por la alarma sanitaria del COVID-19. Telde era el único municipio de la isla que mantenía duchas y lavapiés precintados en sus playas, en el resto de calas de la isla ya estaban operativos hace semanas.

 

«APOYO FÍSICO Y EMOCIONAL DE LA SANIDAD»

Comparte esto:

El verdadero apoyo emocional que tuvimos durante las primeras semanas de la pandemia fue el nuestro propio: el de los sanitarios. No pudimos contar con nuestros amigos, ni con el de nuestras familias porque, en la mayoría de los casos, fue nuestra voluntad alejarles de nuestras preocupaciones y miedos. Esa fachada de valentía y de “todo está bien” para no alarmar, nos hacía fingir un estado que no era real. Queríamos demostrar que estábamos bien para no preocuparles más de lo que lo estaba haciendo “el bicho”. Pero esa no era la realidad.

La gran cantidad de estrés que llegamos a acumular hizo la vida muy difícil. Usando el grado de concentración al mínimo, como herramienta de supervivencia. Yo me pasaba las tardes en la cama, reservando la concentración para el horario de trabajo. Un Celador que comparte su vida con producciones artísticas no puede hacerlo si no es un alma activa. Y, ahora, todo se había detenido bruscamente. No tenía cabeza para redactar un proyecto de futuro. ¿A quién le ibas a mandar un proyecto si nadie sabía los plazos en los que volveríamos a la normalidad? Si ahora no tenemos las cosas claras, imagínense en plena subida de la curva de contagios. Las tardes eran cama y películas, sin más. Con qué impotencia leíamos, mientras nos daban los aplausos de las ocho de la tarde, que admiraban a los sanitarios, pero les pedían que se cambiaran de vivienda. Si hasta el personal no-sanitario del hospital huía de nosotros por miedo a que les contagiáramos. Lo he vivido y he visto a algunos correr para no coincidir por los pasillos. No juzgo a nadie porque soy consciente que cada uno de nosotros tiene una gestión del miedo que hay que respetar. Pero estaba claro, nos teníamos que refugiar los sanitarios entre nosotros.

Separado de mis padres por lógica voluntad propia, era en el trabajo donde podía hablar de emociones. Entre compañeros nos entendíamos. Remábamos en el mismo barco y sabíamos que llegaríamos a buen puerto haciéndolo unidos. Sí, he visto a mis colegas llorar en el vestuario de miedo. Nosotros mismos tuvimos que mandar a casa a trabajadores por ser presa fácil por su alto riesgo. Y, a toro medio pasado, diré que me siento orgulloso de pertenecer a esta sanidad que se ha entregado, sabiendo que se jugaba la vida. No quieran vivir nunca esta situación. Un día, observando a los compañeros con los que estaba de turno, me vi temiendo que a la semana siguiente alguno ya no pudiera estar con vida. Ese miedo sólo se siente en la guerra. Eran épocas en la que los informativos nos decían que el 20% de los muertos eran personal sanitario. Tuve que dejar de ver noticias para recuperar mi salud emocional.

Fueron las conversaciones con los colegas las que conseguían hacerte ver que no eras el único que lo pasaba mal, porque más terror que nosotros tenían los que estaban contagiados y veían la muerte “cercana”. Empezamos a trabajar con una dinámica positiva. Cuantos videos de sanitarios bailando recorrieron las redes. Que grandes. Empezamos a ver que el “yo te cuido y tú me cuidas” nos podía salvar la vida. Ir en parejas a ponerse los ansiados EPI,s para no cometer errores fue asumido en todas las Unidades de COVID. Por ello tengo que agradecer a todos mis “compamigos” de la unidad y de todas las de España, por extensión, porque si esto no nos hubiera pillado tan desprevenidos de protocolos en los centros de urgencias y de atención primaria (espero que eso se revise en la nueva normalidad) y de material, muchos se hubieran salvado.

Que la sanidad española ha estado a la altura, se lo aseguro yo. Me gustaría saber si hemos aprendido algo de esta catástrofe. Los que legislan y administran tienen que recoger nuestro testigo y protegernos. No queremos pagas extras, queremos que el dinero sirva para que no nos falte material del que depende nuestra vida y la de nuestras familias. Queremos que haya personal suficiente para que yo pueda hacer el trabajo con toda la conciencia, y no con un cansancio que repercute en la calidad asistencial.

Y, por último, agradecer esos aplausos de las tardes porque algo hicieron para que pudiéramos ir a trabajar al día siguiente con un poco más de aporte positivo.

Luis Alberto Serrano
@luisalserrano

PARADA Y FONDA DEL CIENTÍFICO CUBANO JOSÉ RAMÓN MAIRELLES EN TELDE

Comparte esto:

El médico especialista, escritor y ponente internacional de medicina José Ramón Mairelles Aldana, realizó el pasado miércoles día 8 de Julio una escala técnica en Gran Canaria para compartir un rato de camaradería con amigos y compañeros en la isla. El encuentro se realizó en el marco incomparable del Rincón Plácido Fleitas de San Juan.

Mairelles Aldana, intelectual metafísico, científico cubano y profesor universitario de medicina interna y neurología, conoció personalmente a nuestra embajadora Cultural plenipotenciaria Conchy Vera y directora de La Guía Histórico Cultural de Telde compartiendo la pasión por la metafísica. Conchy regaló a José los últimos ejemplares anuales de La Guía Histórico Cultural de Telde.

El Doctor Mairelles tiene su domicilio habitual en la isla de la Maxorata, pero la mayor parte del tiempo la pasa viajando para dar charlas y ponencias, especialmente en Estados Unidos de América donde ha presentado sus últimos libros. José Ramón Mairelles Aldana es el médico-cirujano de cabecera y colaborador de ONDA GUANCHE.

Manuel Ramón Santana

CIUCA SE PERSONA EN EL EXPEDIENTE DE LA LIQUIDACIÓN DEL PRESUPUESTO DE 2019

Comparte esto:

Ciudadanos para el Cambio formalizó este miércoles en el Registro Municipal del Ayuntamiento de Telde su deseo de conocer al detalle la liquidación del presupuesto de 2019, un documento que fue decretado recientemente, y según el área económica dio como resultado un superávit de más de 20 millones de euros. La formación política actúa “ante la escasa información desprendida por el Gobierno Municipal y en aras de defender los derechos de la ciudadanía”.

Para ello, una vez accedido al documento, Ciuca asegura que “estudiará al detalle” todo el procedimiento y los documentos que lo componen, y a partir de ese momento, con la información adquirida, trabajará en conjunto con la ciudadanía y con su equipo jurídico para analizar “el correcto uso de los recursos públicos y municipales”.

Ciuca espera obtener el expediente, “con todos los documentos”, en los plazos que marca la legislación, que otorga a los concejales/concejalas un máximo de tiempo de cinco días para acceder a la información pública.

LA AGONÍA DE LAS RAMBLAS DE ARNAO

Comparte esto:

No hace falta explicar nada cuando “una imagen vale más que mil palabras”, el aspecto deplorable que presenta Las Ramblas de Arnao es más que evidente.Bancos rotos llenos de excrementos de tórtolas, falta de losetas de cantería por todo el perímetro, suciedad, unos kioscos sin actividad, son la expresión del abandono que se ha adueñado de esta otrora bellísima ciudad de Telde.

Uno siente una mezcla de tristeza y rebeldía ante la desidia de este Grupo de Gobierno, que en el año que lleva ya de mandato, solo se ha limitado a cobrar sus suculentos sueldos mientras Telde se cae a pedazos.

Es lamentable la millonada que costaron esta ramblas, que son la entrada a toda zona comercial convertidas se hayan convertido en la más palpable muestra de la falta de gestión de los gobernantes municipales.

Lo triste no es que las Ramblas de Arnao estén así, lo penoso es que toda la ciudad está sumida en el abandono más lamentable que narrarse pueda.

Teldealdía.com

UNA ASOCIACIÓN INTENTARÁ CONTROLAR LA COLONIA DE FELINOS DE SAN GREGORIO

Comparte esto:

Tras la información de ayer, donde indicábamos el grave ataque de pulgas sufrido por una vecina en la Calle Víctor Hugo de Telde debido a una colonia de gatos en este sector de San Gregorio, además de los numerosos INSULTOS a la persona atacada por las pulgas, al profesional médico que certificó el ataque y practicó la atención primaria, todo ello para supuestamente defender EL DERECHO DE LOS GATOS, debemos decir que la persona que sufrió el ataque, muestra hoy solo unas décimas de fiebre, tras la intervención del galeno y administrarse el tratamiento indicado.

Los GATITOS siguen su vida igual que ayer, los residentes de las zonas intentando andar por el centro de la calle, evitando las aceras y los vehículos estacionados, entrando y saliendo lo más rápido a sus domicilios.

Además de todo esto, indicar que UNA ASOCIACIÓN privada nos ha indicado que le enviemos por correo electrónico los datos, para intentar realizar un control de la colonia de felinos e intentar  que los adopten. De la administración local, Ayuntamiento de Telde, nada han indicado, ni tan siquiera informarse por la buena SALUD de los FELINOS, que parece que es los primordial para muchas personas, los niños, mayores y restos de vecinos son menos importantes.

Esperemos que, la referida asociación, pueda realizar la labor que es obligación de la Concejalía destinada a estos asuntos del gobierno de Telde.
¿Estás de acuerdo Auri Saavedra Suárez que hay que buscar una solución?.

Arístides Rodríguez