sábado, 27 noviembre, 2021

desde 1990

El Menú de la Escuela de Hostelería de Melenara, muy alejado de nuestra gastronomía

Comparte esto:

El Menú de la Escuela de Hostelería de Melenara muestra una gastronomía y una bebida totalmente ajena a nuestras costrumbres y cultura. Muy educativo promocionar cerveza Catalana y comida Americana, de Córdoba o Italia. Será que consideran que un Potaje de berros o jaramagos, un caldo de pescado, un sancocho, carne de baifo o de cochino negro, todo regado con vinos del monte, carece de atractivo. Menudos TOTOROTAS.

Arístides Rodríguez / Telde Responde

Ciuca pide urgencia municipal ante la situación de las palmeras de La Pardilla

Comparte esto:

La formación política muestra su preocupación ante la pasividad de Parques y Jardines. En los primeros días del mes de julio una palmera de tamaño medio se desplomó en las instalaciones deportivas de La Pardilla. Sin causar daños importantes, a pesar de estar situada en un lugar de tránsito y de aparcamiento de vehículos.

La dirección de las instalaciones, que es de carácter privado, ante esta peligrosa situación y al comprobar que posiblemente el resto de palmeras se pueden encontrar en las mismas circunstancias, ya que algunas están mientas y otras sufren importantes plagas, registró la solicitud de tala y poda de los ejemplares en el Ayuntamiento de Telde. Eso sucedió en el 9 de julio.

Durante estas semanas, la dirección y usuarios de las instalaciones han seguido con preocupación la espera de la respuesta de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Telde, ya que aunque sea de carácter privado, es la institución la que tiene que autorizar la actuación al ser una especie protegida.

Juan Antonio Peña, concejal y portavoz de Ciuca, lamenta “la pasividad del área que dirige Abraham Santana, que a día de hoy sigue sin dar una respuesta ante una situación bastante complicada”. Peña asegura que a principios de esta semana contactó con Abraham Santana “para resolver el problema lo antes posible, pero de poco ha servido”.

El portavoz de Ciuca apela al “compromiso de responsabilidad del Gobierno municipal y que lo antes posible de respuesta a la dirección de las instalaciones”.

«Lo que no me importa y lo que sí»

Comparte esto:

Por importarme, me importa un carajo que unos iluminados deliren con la independencia de Cataluña, o que un juez tudesco  desautorice al juez LLarenas, y que este, en berrinche, retire la euroorden contra el lumbreras de Puigdemónt.

Sí,  me importa muy poco que algunos se empeñen en trasladar unos huesos devorados por el tiempo del que quiso dejar todo atado y bien atado, y  que, por atar, solo dejó atado el oportunismo de los vividores de siempre, que han medrado y lo siguen haciendo bajo el paraguas de un sistema viciado, con pagas vitalicias, inmunidades parlamentarias y de corrupciones amparadas por la vista gorda de los poderes políticos y económicos, como pago de favores. Esto es, estimados lectores, me importa un pito que un político indocumentado de Telde se empeñe retirar la placa con el nombre de Ramón Franco de una de sus calles, por confundirlo con sus hermano -el de los huesos a debate-. O que otro febril indocto intente hacer lo mismo con la calle Juan de la Cierva de Parla (Madrid), por considerarlo -incultura al poder- franquista.

Sí, todo esto me importa un bledo -como dirá un refinado peninsular-.  Y si alguna emoción me producen es indignación. Indignación porque en realidad lo que buscan, tanto unos como otros, es apartar la atención de todos nosotros de  los asuntos que realmente nos interesan y preocupan.

Por eso, lo que verdaderamente me importa y me irrita es el indignante aumento de mujeres asesinadas o maltratadas por la violencia machista, sin que ninguna medida para frenarlo resulte eficaz.

 Lo que  me revuelve las tripas son los contratos fraudulentos que sufren muchos trabajadores y  tolerados por unos sindicatos aburguesados, con algunos de sus líderes compinches en la sombra de los desmanes del capital, o del gobierno de turno.  Así es, si algo me quita el sueño son  las colas en las ventanillas del paro de los menos favorecidos, mendigando una paga vergonzante para, a duras penas, llegar al final  del mes.  Me entristecen y preocupan los padres que temen la llegada del verano porque, con el cierre de los comedores escolares, sus hijos van a pasar hambre – eso sí, muchos defensores modernos de las doctrinas proletarias  de los  señores  Marx y Engels nos dan en todos  los morros haciendo ostentaciones insultantes de riqueza y poder.

Se me arranca el alma ver como, un día sí y el otro también, los bancos les arrebatan sus viviendas a los más perjudicados  por un sistema económico que no ha hecho más que aumentar las diferencias sociales. Sí, esos bancos inmorales y miserables que en su momento fueron rescatados -oh paradojas de la vida- con el dinero de los que ahora sufren sus tropelías, sin que ningún gobierno haya tenido  los cataplines suficientes como para exigirles la devolución del dinero que recibieron.

  Me entristece y me angustia el futuro de  esos «sin papeles» que recalan en nuestras costas, porque muchos terminaran siendo explotados por empresarios sin escrúpulos, en las garras de las mafias del narcotráfico o de la prostitución.

Y, sobre todo, lo más que me preocupa es la pasividad de una sociedad aburguesada y narcotizada por  «panem et circenses» que no es capaz de mover el culo para revelarse contra las desigualdades sociales y las injusticias de un sistema que, más temprano que tarde, acabará despojándola del mullido sillón donde descansan sus orondas posaderas.

José Juan Sosa Rodríguez

Clavijo rechaza que el Gobierno se encargue de las escuelas infantiles

Comparte esto:

El Gobierno de Canarias está dispuesto a costear la dotación de material didáctico y equipamiento a las escuelas infantiles de Telde, que permanecen cerradas desde finales del anterior mandato, pero no a sufragar su mantenimiento y gestión porque esas son competencias del Ayuntamiento. En una entrevista en el programa Al Descubierto, de Radio Las Palmas, Fernando Clavijo, presidente del Ejecutivo regional, expuso la postura de su gabinete respecto a la pretensión de la corporación local presidida por Carmen Hernández, para que los costes de este servicio educativo para niños de entre 0 y tres años recaigan en la comunidad autónoma.

Clavijo apuntó, en el programa dirigido por Carmelo Martín, que «la enseñanza de 0 a 3 años no es competencia nuestra porque no es una enseñanza obligatoria, aunque sí hemos establecidos convenios de colaboración con los ayuntamientos, como el de Telde, para dotarlas de equipamiento».

El presidente regional, cuestionado sobre la responsabilidad que le atribuye el grupo de gobierno teldense para propiciar la apertura de estos centros, insistió en que «nosotros no tenemos ningún tipo de responsabilidad, ya le hemos dicho [a la alcaldesa, Carmen Hernández] que si quiere dotar de equipamiento a las escuelas infantiles le podemos dar una subvención».

Asimismo, recordó que cuando fue alcalde de La Laguna, «abrimos siete escuelas infantiles y las pagábamos nosotros de nuestro presupuesto. Nosotros podemos colaborar para el equipamiento como las tronas, material didáctico y pedagógico, pero el mantenimiento y la contratación del personal corre a cargo del Ayuntamiento».

Clavijo consideró que el Ayuntamiento de Telde debe decidir qué modelo quiere seguir, el de la ayuda social a las familias más desfavorecidas o asumiendo la creación de centros para estos niños. En su opinión, «no puedes tener dos modelos: el de yo te doy un bono o un cheque para que vayas a una guardería privada para las personas con menos recursos o se encarga el Ayuntamiento con la creación de las escuelas infantiles como hicimos en La Laguna , pero a partir de ahí se carga en los presupuestos».

No obstante, Hernández indicaba en mayo, durante la presentación de varias enmiendas de Nueva Canarias a los presupuestos generales del Estado, una de ellas por 1.5 millones para la reapertura de estos centros, aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy, que cuando fue ponente de la ley canaria de Educación «se dedicó un extenso capítulo en la educación de 0 a tres años, donde intenté amarrar legalmente la obligación de la Comunidad Autónoma de financiar estas plazas públicas, pero no se ha cumplido la ley».

La Provincia-Dlp