sábado, 27 noviembre, 2021

desde 1990

Al PSOE de Telde «la resistencia para soportar desplantes, humillaciones o críticas interesadas se agotó»

Comparte esto:

Ante la situación de bloqueo que se vive en el Ayuntamiento de esta ciudad, respecto a un tema tan importante como las obras del FDCAN queremos trasladar a los ciudadanos nuestro posicionamiento.

1.- A pesar de las circunstancias que nos hacen abandonar el gobierno de la ciudad, el Partido Socialista, ha votado a favor de la inmensa mayoría de los asuntos y propuestas que se han llevado a las comisiones y los plenos a lo largo de este último año y medio de legislatura.

En pocas ocasiones, no hemos abstenido y en muy escasas hemos votado en contra, y lo hemos hecho cuando teníamos serias dudas sobre la legalidad, complejidad, falta de transparencia y premura e incluso improvisación con lo que se han tratado algunos temas.

El ejemplo más evidente, lo constituyen los numerosísimos expedientes de reconocimientos de crédito con los que la minoría gobernante nos obsequia en cada pleno, en este último doce. A nuestro juicio indican el escaso trabajo y actividad de áreas fundamentales para el Ayuntamiento como son las de Presupuestos o Contratación, así como la mala o inexistente coordinación entre áreas.

Y sin embargo ahí hemos estado para ayudar. Desinteresadamente. Pensando que los vecinos no tienen la culpa y que las empresas a las que se debían pagar, no son las responsables de la mala gestión que se realiza.

2.- En todas estas ocasiones sin escuchar ni una sola frase de reconocimiento ni agradecimiento. Ni siquiera en situaciones duras de conflicto como el caso La Mareta donde nos jugábamos mucho incluso desde el punto de vista personal.

3- Con los contenidos de obras del FDCAN, desde el inicio hemos mantenido diferencias en el fondo y en la forma. En el fondo, porque creíamos y creemos que no son las obras más urgentes que necesita la ciudad de Telde en este momento. Y en la forma, porque para financiarlas se ha utilizado el Plan de Cooperación Municipal, que en otras ocasiones nos sirvió para acometer obras de urgente necesidad como las de asfaltado de calles o del arreglo de nuestros colegios que las exigían y con urgencia.

4.- A pesar de todo hemos mantenido antes, durante y siempre, a lo largo de estos meses, una actitud responsable y receptiva abierta a cualquier explicación o negociación.

5.-Nuestra capacidad para razonar o negociar con la minoría de gobierno y quién la representa está intacta y se renueva cada vez que se precisa. Lo saben algunos de ellos cuando con respeto nos han solicitado ayuda y se la hemos brindado sin pedir nada a cambio.

Sin embargo, nuestra resistencia para soportar desplantes, humillaciones o críticas interesadas de quién o quienes, no tienen la autoridad moral para hacerlas, se agotó hace ya mucho, mucho, mucho tiempo.

La dignidad, el respeto y la responsabilidad son las señas de identidad con que nos presentamos ante la gente hace tres años, y es la que nos siguen exigiendo y recordando cada día en los barrios y en las calles de nuestra ciudad.

Califican de «sacrilegio» haber convertido la Iglesia de La Breña en un «espacio Drag»

Comparte esto:

Una portavoz del barrio teldense de La Breña nos adelanta que trasladarán al cura párroco, El Padre Fernando Báez, su malestar por entender que se ha profanado el Santo Templo por ceder la iglesia para vestuario Drag de la gala celebrada la noche del viernes día 6 de julio, en La Breña, lo que es «un sacrilegio» para algunos fieles del barrio. «En muchas iglesias no se permite ni hacer pregones y la nuestra de La Breña se convirtió en un antro gay. Si don Hermenegildo levantara la cabeza le daría un infarto», nos dice.

La vecina portavoz que prefiere guardar su anonimato y que dice representar a un grupo de ferigreses nos dice que «la Iglesia es un lugar de oración y la noche del viernes se convirtió en un escenario gay, en una cueva Drag», evocando en el recuerdo que el gran maestro por hechos similares expulsó a la gente de la Iglesia.

«Y entró Jesús en el templo de Dios, y echó fuera a todos los que vendían y compraban en el templo, y volcó las mesas de los cambistas, y las sillas de los que vendían palomas; y les dijo: Escrito está: Mi casa, casa de oración será llamada; mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones. Y vi nieron a él en el templo ciegos y cojos, y los sanó» (Mateo 21:12-14).

La profanación de la Iglesia de La Breña convertida en un «espacio Drag» es un sacrilegio

La irreligiosidad se opone a la virtud de la religión de varios modos: ya sea por relación directa e inmediata al mismo Dios (tentación de Dios), ya mediata e indirectamente a través de las personas o cosas sagradas (sacrilegio y simonía), ya por abuso de las palabras o de las promesas (blasfemia, perjuro, etc.).

Recibe el nombre de sacrilegio la profanación o trato indigno de algo sagrado. Se profana sacrílegamente un lugar sagrado de diversos modos, por ejemplo destinándolo a fines impíos o inmundos (culto herético), bailes, vestuario gay, sesiones de cine o teatro, etc.

La portavoz vecinal finaliza su denuncia a ONDA GUANCHE con esta reflexión: «¿Si Jesucristo hubiera estado la noche del viernes en La Breña hubiera permitido que el lugar sagrado de oración se convirtiera en escenario Drag, o sea, en un espacio gay?» La vecina indignada de La Breña nos recuerda que la Biblia dice que los “hombres que se acuestan con hombres” no heredarán el reino de Dios (1 Corintios 6:9, 10). Lo mismo puede decirse de las mujeres (Romanos 1:26).

La información que se avanza en Facebook está generando opiniones contrapuestas en un debate que sube el tono entre la líder vecinal Julia Martel Martin y de Carlos Vera Martin (Doramas), colaborador del digital ONDA GUANCHE.

Con la Iglesia hemos topado.

Manuel Ramón Santana