viernes, 23 febrero, 2024

desde 1990

La ‘calle del terror’ se encuentra en El Caracol Alto

Comparte esto:

Vecinos de la calle Tamadaba, en El Caracol Alto, denuncian a través de ONDA GUANCHE que la vía está llena de peligrosos socavones con grave riesgo tanto para los conductores que realizan peligrosas maniobras evasivas, para las motocicletas y también para los peatones a los cuales le salpican las piedras.

La vía está llena de baches de más de un metro de diámetro y con una profundidad de más de 15 cm lo que pone en grave peligro el normal funcionamiento de la vía. Los servicios municipales deben valorar el riesgo y señalizarlo antes de que ocurra un incidente.

Los vecinos piden celeridad en solucionar el lamentable y peligroso estado de esta  vía de nuestra ciudad.

Un exbancario de Telde, presunto autor del crimen del matrimonio de Guanarteme

Comparte esto:

La Policía Nacional comienza a cerrar el caso del doble crimen de Antonio Quesada Díaz y Ana María Artiles García, el conocido como matrimonio de Guanarteme que desapareció en el año 2012 y cuyos restos mortales fueron encontrados en un barranco del municipio de Agüimes el pasado verano. Después de años de investigación, los agentes han conseguido indicios suficientes para detener como presunto autor a un teldense exempleado de una sucursal bancaria en la que la pareja tenía su cuenta y que, supuestamente, les estafó unos 60.000 euros con un fondo de inversiones que nunca movió pues se quedó con el dinero.

Los investigadores llevaban desde hace meses detrás de la pista del principal sospechoso. Todos los indicios recopilados apuntaban hacia él. Al parecer, Antonio y Ana María habían depositado el dinero en el banco donde trabajaba para que esta persona lo administrara a través de un fondo para conseguir mayor rentabilidad. La sorpresa llegó cuando vieron que habían sido víctimas de una estafa y que el ahora detenido había utilizado el dinero para asuntos privados, según indicaron fuentes policiales.

Esta deuda que había contraído con el matrimonio fue la que, supuestamente, originó el doble crimen. Los investigadores reforzaron su teoría contra el agente financiero cuando el pasado 20 de agosto un perro cazador encontró huesos humanos en un barranco de Agüimes. Junto a los restos óseos se hallaba la documentación de los dos desaparecidos, en cuyas carteras no había dinero alguno. Los análisis realizados en el Instituto de Medicina Legal determinaron que pertenecían al matrimonio, así como las causas del fallecimiento.

La hipótesis de la Policía Nacional apuntaba a que autor del doble crimen acabó en un primer momento con la vida de Antonio Quesada Díaz para después hacer lo propio con la de Ana María Artiles Quesada, quien habría sido testigo de la muerte de su marido. El fallecimiento de ambos fue violenta y en la necropsia de los cuerpos se pudo apreciar que la mujer tenía además varios golpes en su cabeza que le provocaron fracturas mortales en el cráneo.

El lugar en el que se hallaron los restos hicieron que la investigación se centrara aún más en el sospechoso, a quien ya se le había tomado declaración con anterioridad. Durante la misma, el trabajador de una sucursal bancaria tenía una coartada creíble, por lo que la policía no tenía indicios suficientes como para detenerlo como presunto autor del doble crimen.

Desde entonces, los agentes han trabajado para tratar de presentar ante el titular del juzgado de instrucción número 7 de La Palmas de Gran Canaria, Javier García García-Sotoca, los indicios suficientes relacionarlo con el doble homicidio. Ese momento llegó ayer cuando procedieron a la detención de un vecino de Telde, quien trabajó en la sucursal bancaria donde la familia tenía parte de sus ahorros.

Esos ahorros fueron el germen del doble homicidio, según las mismas fuentes. Antonio y Ana María tenían unos 60.000 euros en la cuenta para sacarle rentabilidad en un fondo de inversiones, pero el presunto autor utilizó este dinero para asuntos propios. Esto provocó que el ahora arrestado perdiera su puesto de trabajo ya que la entidad bancaria tuvo conocimiento de que, supuestamente, se dedicaba a estafar a personas mayores con diferentes productos con los que después no conseguían la rentabilidad prometida.

Aquel 6 de marzo de 2012, el matrimonio de Guanarteme fue visto por última vez en una churrería de la calle Castillejos, a pocos metros de su vivienda. Iban a ir a comprar un audífono, pero se interpuso entre ellos al menos una persona con la que, según testigos, estuvieron tomando algo en el citado local del barrio capitalino. A partir de ahí, nada de su supo de ellos hasta el verano pesado.

El arrestado se encuentra en dependencias de la Jefatura Superior de Policía de Canarias en Las Palmas de Gran Canaria, donde hasta el momento se ha presentado poco colaborador con los policías encargado de la investigación. Así, su pase a disposición judicial podría producirse a lo largo de este fin de semana o, en último caso, el próximo lunes, cuando se agotan las 72 horas de arresto máximo preventivo antes de que sea interrogado ante el juez encargado de la causa, que continúa bajo secret

Cronología

Casi seis años han tenido que pasar para que la Policía Nacional reúna todos los indicios posibles para detener al principal sospechoso de la muerte del matrimonio formado por Ana María Artiles y Antonio Quesada

  • 06/03/2012. Día de la desaparición: Los testigos hablan de que el conocido como matrimonio de Guanarteme fue visto por última vez tomando algo en una churrería de la calle Castillejos con una tercera persona. Aquel día habían salido de la casa de una de sus hijas para ir a comprar un audífono a Mesa y López. Eran las seis de la tarde y poco después los familiares comenzaron a preocuparse al no tener noticias suyas. A las seis de la mañana del día siguiente, una de las nietas acude a la comisaría de la Policía Nacional para presentar una denuncia por desaparición. Era el primer paso de un calvario que ya lleva casi seis años de duración y que, si todos los indicios se confirman, parece que está a punto de llegar a su fin con la detención del que es considerado como presunto autor del doble crimen.
  • 08/03/2012. Búsqueda por la Isla: Cuando pasaron 48 horas de la desaparición, familia, vecinos y diversas organizaciones, como el Grupo Intervención Operativo de Rescate y Salvamento (Giors) o miembros de Protección Civil de varios municipios, comenzaron los rastreos para tratar de conocer el paradero de ambos. Se pegaron carteles por casi toda la Isla y se peinó gran parte de Gran Canaria, sobre todo algunas zonas del norte de donde eran naturales. Tiempo después se suspendió la búsqueda al no encontrar pista alguna.
  • 25/04/2012. Manifestaciones: La presidenta de la Asociación de Vecinos de la barriada de Guanarteme y Chile, Pepi González, quiso desde el primer momento que la búsqueda de Ana María y Antonio no cesara y que su caso siguiera latente para que los grancanarios no los olvidarán. Así, desde un mes después de lo ocurrido y hasta prácticamente la actualidad, organizó manifestaciones. A ellas se adhirieron familiares de otras personas desaparecidas en Gran Canaria, como los de los menores Yéremi Vargas y Sara Morales.
  • 20/08/2017. Hallazgo de los huesos: Era un domingo de agosto cuando una perra cazadora rastreaba la ladera del barranco de Las Vacas, situado entre el casco urbano de Agüimes y la localidad de Temisas, localizó unos huesos. Desde un primer momento se conocía que pertenecían a dos personas y poco después se intuyó que los restos mortales pertenecían a Ana María Artiles García y Antonio Quesada Díaz pues junto a la ropa se encontró la documentación de ambos. Los cuerpos fueron traslada- dos hasta el Instituto de Medicina Legal de Las Palmas de Gran Canaria, donde se les realizó una autopsia y diversos análisis que se alargaron durante casi tres meses. En el estudio de las piezas óseas se conoció que ambos murieron de forma violenta e incluso el cráneo de ella presentaba muestras de que había sido golpeado con algún objeto contundente. A mediados de noviembre, el juez Javier García García-Sotoca, titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Las Palmas de Gran Canaria, dio el permiso para que la familia pudiera enterrarlos. Desde el pasado 17 de noviembre, el matrimonio descansa en el cementerio capitalino de San Lázaro. Aún faltaba conocer quién acabó con sus vidas y por qué.
  • 26/01/2018. Detención del presunto autor: La Policía Nacional lo llevaba investigando desde hacía meses. Era el principal sospechoso, donde se centraban todas las pesquisas. Y ayer se hizo público que los encargado de la investigación habían procedido a su detención como presunto autor del doble homicidio del matrimonio de Guanarteme. Se trata de un exempleado de banca, que había engañado a Antonio y Ana María para que pusieran 60.000 euros en un fondo de inversiones y que, presuntamente, les estafó para utilizar el dinero para asuntos propios. o de sumario.

La familia, fuera de toda sospecha

  • Los encargados de la investigación ya había descartado desde hacía tiempo que alguno de los miembros de la familia de Antonio Quesada Díaz y Ana María Artíles García tuviera relación alguna con la desaparición y posterior muerte del matrimonio de Guanarteme. Todos los esfuerzos se centraban en el exempleado de banca teldense, quien presuntamente acabó con la vida de la pareja de manera violenta por una deuda de 60.000 euros después de ofrecerles un fondo de pensiones. Sin embargo, en casos de desapariciones una de las primeras hipótesis que se llega a investigar es que el entorno más próximo pueda estar relacionado con los casos. En esta ocasión, los agentes lo tenían claro desde hacía ya meses después de tener conocimiento de las deudas que existían entre el ahora arrestado y los dos fallecidos.

La Provincia-Dlp