viernes, 22 octubre, 2021

desde 1990

«Telde siempre dando la nota»

Comparte esto:

La “canaridad”, ese adjetivo que se han apropiado cuatro políticos para montar una fiesta que no posee ningún sentido. Ellos te dicen “baila, baila” y el ignorante pueblo obedece. Y si hablamos de Telde, esos mismos políticos son capaces de cambiar la bandera y los simplones siguen bailando.

Se han empeñado en que la bandera terrorista, manchada de sangre inocente, sea la que identifique a los canarios. Aunque con la imagen de este post, ya sabemos que ni somos canarios, ni tenemos canaridad, ni ná de ná. La incultura ha llegado a tal situación, que ya no saben ni cuál es nuestra bandera. Sigan por ese camino, que, en un próximo mañana, izaran la bandera de marruecos y dirán que es la nuestra.

Estos “barandas” del ayuntamiento, son el cargador de mi iPod. Todos los días hacen algo para destacar en su ignorancia, llevando a Telde, al lugar que le corresponde, la basura. Y no es que sea basura mediática, es que a veces pienso que se entrenan para ello.

En una tierra de maleducados. Vaya por delante que me refiero a la abochornante grosería de la canaridad. Cierto que con la edad uno se vuelve delicado, pero las pruebas son demasiado abrumadoras para no concluir que los buenos modales se han ido de este municipio, por el vertedero. Mira que pueden ser bordes los gabachos, pero entras en una panadería, una tienda o una oficina en Francia y lo primero que escuchas es «bonjour monsieur».

Aquí, lo habitual es que el empleado de turno, independientemente de su sexo y del tuyo, de su edad, estado o condición, suelte un «tú qué quieres» o «qué te pongo» y se quede tan pancho. El tuteo ha arrinconado la palabra usted hasta convertirla en un arcaísmo y lo ha hecho…

Hoy he visto una cosa, pero no le saque la foto, para que no digan que salía “alguien”. Pero si ustedes se entretienen y se fijan, podrán comprobar como “algunos coches oficiales”, siguen circulando sin la ITV.

Hoy he visto dos imágenes para la historia, al hombre sin cuello y las Nike del mercadillo, junto a “azulita, que tuvieron que cortar un trozo de “maroma”, para poder sujetar el “corsé”. Dos imágenes para la historia de la “canaridad teldense”, unidas a la bandera con franjas en horizontal.

Mi “amiga” GLORITA, si, la de las banderas azules, estoy seguro que tuvo algo que ver en esta situación. Ella, la más “abanderada” de Telde, ya mezcla unas con otras y le ha salido así.

Mira que los catalufos llevan años con la chivichanga de la independencia y no se atreven a dar el paso, pero aquí, en Telde, debemos tener a la PUIGDEMONA de turno y ya declaró la independencia.

En definitiva, que estos impresentables, van por delante de todos y ya han creado la república teldense, con bandera exclusiva e incluida. Bueno, ahora, a esperar la próxima “parida” oficial. Que estos cada día se superan más.

Doramas

Florentino López Castro

Florentino López Castro

Deja un comentario