sábado, 3 diciembre, 2022

desde 1990

‘LAS COLAS DEL HAMBRE’ SE CONSAGRAN A LAS PUERTAS DEL AYUNTAMIENTO DE TELDE

Comparte esto:

Los ciudadanos que acuden al edificio municipal de El Cubillo para solicitar un certificado de empadronamiento o realizar otros trámites tienen que soportar las inclemencias del tiempo al aire libre, en la explanada situada delante de la puerta principal del inmueble de usos múltiples, mientras esperan el turno de ser atendido.

Se están formando colas tercermundistas de hasta 30 personas entre las que pueden haber ancianos, mujeres embarazadas o niños, que son atendidos por una ventanilla única, independientemente de tener cita previa o no. Solo hay un conserje para recibirlos, con dos ventanillas cerradas sin ningún otro funcionario atendiendo al público.

Los ciudadanos reclaman más agilidad en el servicio y esperar dentro de las dependencias municipales, a la sombra o refugiados de la lluvia, hasta que les toque el turno de ser atendidos por el personal municipal. Piden también que se dote de más recursos humanos a las oficinas abiertas al público para reducir al mínimo la espera.

La gente espera entre 30 minutos y una hora para presentar los papeles con los que empadronarse en una nueva casa o para solicitar un simple certificado de residencia, trámites que en cualquier otra administración se resuelven en mucho menos tiempo. Solo hay persona de cara al público.

La organización es un desastre, las colas son muy largas, desesperantes. Hay muy mala planificación del personal y los ciudadanos no están siendo atendidos como se debiera, además, es imposible contactar telefónicamente con los números habilitados para cita previa. Es necesario que se aumenten las líneas de atención telefónica, así como el personal dedicado a la atención ciudadana y cita previa. 

A los ciudadanos se les debe facilitar cualquier trámite y que no genere mayor problema. A día de hoy, realizar cualquier solicitud o registrar cualquier documento supone una total inoperancia por parte de esta institución, con unos plazos inadmisibles y que no corresponden a los tiempos en los que vivimos.

Las colas que se están formando a las puertas del Ayuntamiento de Telde recuerda a las tristemente célebres colas del hambre del racionamiento alimenticio en Cuba.

Florentino López Castro

Florentino López Castro

Deja un comentario