viernes, 23 febrero, 2024

desde 1990

FALLECE EN TELDE MARÍA DEL CARMEN JIMÉNEZ, MUJER DE JUAN LEÓN Y MADRE DEL CONCEJAL SOCIALISTA HÉCTOR LEÓN

Comparte esto:
Este miércoles fallecía en Telde María del Carmen Jiménez Franco, mujer de Juan León, defensor de la lucha canaria e impulsor del club Castro Morales. Es madre del concejal socialista del municipio Héctor León.  María del Carmen Jiménez estuvo vinculada al deporte vernáculo durante muchos años. Tras el fallecimiento de su marido, en 2008, siguió al lado de su club referencial. Junto al blanco y negro del Castro Morales pasó horas y horas de entrenamientos y luchadas. Era muy común verla en los terreros de lucha. Cada año, en el memorial que lleva el nombre de su marido, Juan León, se le veía en el campo de lucha, viendo con orgullo lo que León cultivó y mimó durante años. Siempre era obsequiada con un ramo de flores. 
 
Sus hijos siguieron la estela de su marido y suya, tanto Héctor como Paulino han estado siempre vinculados a la lucha canaria. Como entrenadores, árbitros o con cargos directivos. Son apreciados en el deporte canario, dentro y fuera de Gran Canaria. 
 
Vecina de San Gregorio y de la playa de Ojos de Garza, María del Carmen Jiménez Franco, era muy apreciada y querida. Sus familiares, seres queridos y vecinos de Telde nunca la olvidarán. Descanse en paz.
 
Su cuerpo será velado en el Tanatorio de las Rubiesas en Telde a partir de las 16:00 de hoy. El entierro mañana sale a las 16:30 horas hacia San Gregorio con misa funeral a las 17:00h y de allí cementerio de San Gregorio
Florentino López Castro

Florentino López Castro

2 comentarios en «FALLECE EN TELDE MARÍA DEL CARMEN JIMÉNEZ, MUJER DE JUAN LEÓN Y MADRE DEL CONCEJAL SOCIALISTA HÉCTOR LEÓN»

  1. Mi más sentido pésame a sus hijos y familia en especial a su hermano Juan que es mi familia y que Dios la acoja en su seno a una mujer bondadosa y cariñosa con todos.

    Responder
  2. Nuestro más sentido pésame para toda su familia, en especial para su hermano Juan Francisco. Una gran señora Dios la acoja en su reino y tenga la paz eterna. D. E. P.

    Responder

Deja un comentario