miércoles, 28 febrero, 2024

desde 1990

ABRAHAM SANTANA ABANDONA NC TELDE “PORQUE CARMEN HERNÁNDEZ CENSURA, MIENTE Y ES POCO TRANSPARENTE”

Comparte esto:

El exconcejal del Ayuntamiento de Telde y candidato a las últimas elecciones municipales en esta ciudad por Nueva Canarias, Abraham Santana, acaba de dimitir de la ejecutiva local de este partido en Telde, acusando a Carmen Hernández, presidenta, de, “censurar, faltar a la verdad y poca transparencia.” En una carta contundente señala que NC Telde “es un partido que no debate, en el que no existe la democracia interna donde no se piden opiniones a sus simpatizantes o vecinos cercanos, un partido donde no se realizan encuentros, reuniones, formaciones y donde no se crean espacios donde encontrarse para compartir el día a día del municipio. Los últimos programas políticos municipal, insular y autonómico se realizaron sin llevar a cabo los procesos de participación para recibir aportaciones de los militantes, simpatizantes o vecinos que quisieran transmitir sus ideas”.

Abraham afirma: “No existe ningún control en el partido, no se sabe cuantos militantes existen, no se abonan las cuotas, no se moderniza el trabajo, se paga un alquiler por una sede que prácticamente no tiene uso y así muchas mas cuestiones que muestran la falta de interés porque Nueva Canarias Telde sea una formación política fuerte, respetable y sobre todo democrática. La transparencia es una palabra que se conoce, pero en la que no se prodiga con el ejemplo en la organización”.

Abraham expone sus argumentos:  “Ayer 26 de octubre me dispuse a entregar mi renuncia a seguir formando parte de la ejecutiva local de Nueva Canarias Telde, para ello redacte una carta de 4 páginas donde expongo mis motivos para tomar tan importante decisión. Fueron catorce cartas, con sus respectivos sobres cerrados y con el nombre de la persona de la ejecutiva local a la que iba dirigida. Transmití al secretario de organización, Leo Hernández, la cuestión y además le insistí en mi idea de que quería que quedara en el ámbito de la ejecutiva local de Telde. También le hice saber, que en caso de no entregarse las cartas a cada uno de los miembros presentes en la ejecutiva de ayer, me dispondría a hacerla pública en mis redes sociales para dar cuenta a mis compañeros de ejecutiva, simpatizantes y militantes de Nueva Canarias en los procederes de la dirección del partido”.

“La presidenta de la Asamblea Local de Telde, Carmen Hernández Jorge, se ha quedado con las cartas nombrando de soslayo durante la ejecutiva que uno de sus miembros, en este particular mi persona, había renunciado sin dar mas detalles. Creo que es una clara vulneración de la transparencia en uno de los órganos directivos del partido a través de la censura pura y dura”.

“A continuación, y para quien lo tenga a bien, comparto la carta en donde expongo mis motivos para abandonar la ejecutiva local de Nueva Canarias Telde. Tengo que decir que existen muchos más, pero no quería aburrir siendo reiterativo en actitudes y comportamientos que tienen características comunes que se podrán apreciar fácilmente”, indica Abraham Santana

CARTA

Estimada señora presidenta de la asamblea local de Nueva Canarias en Telde, doña Carmen Hernández Jorge, y resto de miembros de la ejecutiva local:

Mediante esta carta quiero informar de mi decisión firme e irrevocable de renunciar a seguir formando parte de la ejecutiva local de Telde.

A continuación, me dispongo a explicar los motivos que me llevan, después de mucho tiempo de reflexión, a tomar esta importante decisión en mi vida.

El partido

Cuando comencé a participar en Nueva Canarias Telde sentía que podían hacerse muchas cosas por mejorar Telde como municipio. No tenía interés más allá de entender los motivos por los que la decadencia y falta de servicios eran y son la tónica imperante en nuestros barrios. Después de algunos años participando como simpatizante y otros tantos como asesor y concejal puedo decir que tengo una visión mucho más amplia y clara de la situación y de los porques.

Un partido que no debate, en el que no existe la democracia interna, donde no se piden opiniones a sus simpatizantes o vecinos cercanos, un partido donde no se realizan encuentros, reuniones, formaciones y donde no se crean espacios donde encontrarse para compartir el día a día del municipio, no es, en mi opinión, un buen partido político que quiera servir a sus ciudadanos. Los últimos programas políticos municipal, insular y autonómico se realizaron sin llevar a cabo los procesos de participación para recibir aportaciones de los militantes, simpatizantes o vecinos que quisieran transmitir sus ideas.

Más allá de las ejecutivas realizadas y donde sólo se comentan temas de interés de la dirección sin dar pie a crear esos espacios de dialogo y debate, más allá de las dos fiestas en forma de encuentro que se realizan en navidad y en verano, el partido no tiene vida. La última campaña fue una muestra de la desconexión del partido con los militantes, antiguos y nuevos, donde fueron constantes los apuros, la desorganización y la falta de trabajo de la dirección para tener una campaña no sólo digna sino donde los participantes no se sintieran meras herramientas. Un partido que, en la teoría y en la historia, nace de raíces asamblearias y reuniones en garajes, debería cuidar, mimar y atender a la gente que participa de manera desinteresada y por simple ilusión de mejorar su municipio.

No existe ningún control en el partido, no se sabe cuantos militantes existen, no se abonan las cuotas, no se moderniza el trabajo, se paga un alquiler por una sede que prácticamente no tiene uso y así muchas mas cuestiones que muestran la falta de interés porque Nueva Canarias Telde sea una formación política fuerte, respetable y sobre todo democrática. La transparencia es una palabra que se conoce, pero en la que no se prodiga con el ejemplo en la organización.

La gestión municipal

En el plano de la gestión municipal, donde desde 2015, Nueva Canarias Telde tiene representantes públicos. Alcaldesa, 6 concejales y asesores entre 2015 y 2019 y un grupo de 8 concejales y asesores desde 2019 hasta hoy, ha sido una montaña rusa ideológica, donde se han realizado políticas de corte derechoso, como pagar la deuda financiera en su práctica totalidad en tiempo récord y a costa de no gastar el dinero de los presupuestos municipales en mejorar los servicios básicos y las infraestructuras de Telde o en subirse los sueldos en 2019 cuando aún siguen sin mejorarse esos servicios básicos e infraestructuras. La falta de ejecución presupuestaria, la priorización del pago de la deuda financiera sobre los servicios y la subida de sueldos cuando la situación en Telde no ha mejorado son síntomas de que se ha perdido el norte ideológico en Nueva Canarias Telde.

¿Nacionalismo?Donde está la defensa del patrimonio como Cuatro Puertas, La Máquina del Azúcar, La Casa de la Condesa o muchos otros que siguen abandonados. La apuesta por la historia de Telde, por potenciar el turismo sostenible mientras el noroeste tiene inversiones de mas de 5 millones de euros sólo en Risco Caído. Las subvenciones a la cultura y a sus colectivos, y así podría escribir páginas y páginas.

¿Izquierda?Donde esta la apuesta por la cohesión social, el deporte sin subvenciones cuando ninguna ley, ni el plan de ajuste (ni el plan de ajuste de 2012 ni su actualización de 2013 tampoco, invito a leer el plan de ajuste a quien lo desee comprobar), lo impiden. Las infraestructuras obsoletas y sin rehabilitar. Hoy en día Telde sigue sin uno de sus polideportivos desde hace mas de 14 años, primero fue el Juan Carlos Hernández de Jinámar, hoy es el Paco Artiles en San Juan.

Los servicios sociales siguen sin incorporar trabajadores sociales después de 6 años estando en el gobierno, excepto eso sí el período excepcional del estado de alarma. Parece que en Telde no existe la necesidad de hacer un seguimiento y hacer un trabajo social y cercano con las personas que viven en la exclusión social o que me dicen de esos cientos de mayores que viven solos en Telde y no se les ofrece acompañamiento.

¿Democracia fiscal? En un municipio endeudado, con la necesidad de mejorar en todos los ámbitos donde nuestro eslogan de partido era “Telde Tiene Solución” es incomprensible e inaudito que existan muchísimos vecinos que, aún queriendo, no puedan pagar sus impuestos. Quiero decir con esto que en el municipio de Telde es necesario hacer una auditoria del IBI para que todos podamos aportar a la mejora y recuperación de nuestra ciudad. ¿Es eso imposible? Controlar quien paga y quien no el IBI.

¿Servicios básicos? Saben que Telde necesita 100 policías para cubrir la ratio que se recomienda por habitantes y por características del municipio como descentralización de barrios, zonas rurales y núcleos importantes alejados. Llevamos años gestionando personal y contratación, ¿la seguridad no es lo primero? Telde es un municipio donde se ha vuelto habitual la quema de vehículos, la falta de respeto a las ordenanzas y donde no hay ni un solo policía menor de 35 años.

Saben que no hay servicio de grúas ni depósito municipal para los vehículos retirados. Que la práctica totalidad de las naves municipales no cumplen la ley 31/1995 de prevención de riesgos laborales. Los principales contratos no cubren los servicios mínimos, como limpieza, parques y jardines, alumbrado, … Otros simplemente no existen como el de mantenimiento de aceras e infraestructuras. Si llaman al ayuntamiento de Telde es muy probable que no te atiendan y tengas que recurrir a un amigo o conocido, en otros municipios se contrata un call-center. Sabían que cuando alguien tiene un accidente y destruye patrimonio municipal no hay nadie en el ayuntamiento que se encargue de solicitar la responsabilidad patrimonial para que sea el seguro de la persona que tiene el accidente el que cubra la reposición o reparación, en Telde cuando alguien se estampa contra un muro permanece meses o años derruido.

Con todos estos pequeños ejemplos solo pretendo hacer ver que el funcionamiento que existe hoy en día es deficiente.

Con más trabajo, con una buena coordinación donde todos participen y donde haya democracia interna se podrán tomar mejores decisiones. Los miembros de gobierno de Nueva Canarias no se coordinan, ni cuando yo era concejal ni ahora que vivo la política municipal como ciudadano. Todo se decide en reuniones donde no asisten la mayoría de los miembros del partido en el gobierno. Qué proyectos realizar y cuáles pueden ser más importantes, qué hacer con las partidas presupuestarias, por qué no se utiliza el dinero del presupuesto. La transparencia no existe en la gestión municipal en el grupo de Nueva Canarias.

Hay un ejemplo de ello, el municipio de Gáldar tiene deuda desde hace muchos años y ha logrado trabajar, mejorar sus servicios, rehabilitar y crear nuevas infraestructuras, dar subvenciones y ser referencia porque trabaja día a día y sabe que factores son los importantes y sobre todo porque no ha priorizado pagar la deuda sobre los servicios, sino que paga su cuota anual de deuda y lo demás lo gasta en su ciudad.

En definitiva, me gustaría decir que existe otra forma de hacer las cosas, más honesta, más democrática, más ética, más cercana a tus simpatizantes, vecinos y compañeros de partido.

Hoy quiero mostrar a mis compañeros de partido, a la ejecutiva local de Nueva Canarias Telde, que hay que ser exigentes, maduros, responsables de nuestro papel en el partido y en nuestro municipio y sobre todo no permitir que Nueva Canarias Telde se convierta en un grupo reducido de personas que deciden el futuro de una ciudad de 102.000 habitantes sin tener en cuenta a sus simpatizantes, a los militantes, a la ciudadanía, sin dar cuenta de ello y viviendo en una realidad ajena a la que vivimos el resto de personas en este municipio.

Telde no está en el camino de los grandes retos del futuro del municipalismo, la transición ecológica, la participación real, la movilidad sostenible, la justicia social, la soberanía alimentaria, etc… En nuestro partido no ha habido un debate interno donde se ponga en la mesa que Telde queremos para el futuro y eso provoca que no existan planes para nuestro municipio.

Mi vida política activa terminó antes de que acabará el mandato anterior, pero con esta carta espero poder despertar pasiones, pasiones por exigir a los responsables que dirigen nuestro partido y nuestra ciudad que trabajen y que tienen que buscar soluciones. Basta ya de excusas, basta ya de escudarse en el plan de ajuste cuando no se utiliza el presupuesto anual año tras año. Basta ya de mentirnos a la cara y subirse el sueldo. Queremos una Telde mejor donde seguir viviendo y no pensar en los tiempos pasados. Queremos ilusionarnos, dejar los enfados y la vergüenza a un lado. Queremos una Nueva Canarias Telde honesta y digna y un municipio de Telde habitable en todos los sentidos”

Florentino López Castro

Florentino López Castro

Deja un comentario