miércoles, 18 mayo, 2022

desde 1990

“A las mariscadas, la factura”

Comparte esto:

Donde el estado no es fuerte, donde el poder está atomizado, la tentación de corrupción es muy grande. Lo que buscan las organizaciones criminales es amputar trozos a los estados modernos. Hacerse con administraciones de menor nivel como diputaciones, ayuntamientos…

¿Por qué? Porque si se consigue sustraer esas administraciones a la obediencia del estado y al respeto de la ley, y se ponen al servicio de un interés particular, se consigue una cobertura perfecta para la actividad criminal, que siempre es lucrativa. Eso sucedía en el siglo XIX, en el siglo XX y en este mismo siglo XXI.

Es curioso. Yo suelo afirmar que, en 1844, una de las cosas que empezó a hacer la Guardia Civil con triste frecuencia fue detener alcaldes, y una de las cosas que ha hecho en los últimos tiempos, también con triste frecuencia, es detener alcaldes.

Las detenciones en este siglo XXI, ya superan lo inimaginable, pillan a concejales, ex-concejales, asesores, ex-asesores, presidentes de diputaciones, ex-presidentes autonómicos (pronto veremos a alguno en activo), ex-senadores (pronto veremos a alguno en activo), ex-diputados (pronto veremos a alguno en activo), ex-ministros (pronto veremos a alguno en activo) y en cuanto a presidentes o ex-presidentes, no se preocupen, que más pronto que tarde, también entrará alguno en el talego.

Esta gentuza, que dice preocuparse por el bienestar del pueblo, lo hace a su manera, que no es la nuestra. Viven a cuerpo de rey, las leyes las hacen para beneficiarse ellos y si sobra se beneficia a los amigos, el resto a aguantar la meada o finamente, la “lluvia dorada”. Las noticias sobre ellos, cuando se desvela “algo”, se cierran en los medios y a otra cosa mariposa.

Solo hay que remitirse directamente a la hemeroteca y nos quedamos perplejos ante tanta censura en una España, que dicen ellos, es la nación líder en democracia a nivel mundial. La verdad es que hay que ser muy estúpidos, para creerse tamaña mentira de esos vividores.

Recordarán ustedes esa ley que se sacaron, por la cual, si tu sacas más de 2.500 euros del banco, el banco está obligado a comunicarlo a la Hacienda del Estado. También, si vas a un comercio, sea el que sea, si gastas más de 2.500 euros, debes facilitar tu D.N.I. para que la empresa demuestre quien hizo ese gasto. Dicen, esos vividores de la política, que de ese modo se controla el dinero, por si proviene de actos delictivos o de dinero negro.

Claro, que todo esto, es solo para cumplimiento del pueblo llano, que para ellos no pasa nada. Solo tenemos que retrotraernos a cuando se denunció el tema de las TARJETAS-BLACK, donde unos impresentables se gastaban el dinero a espuertas, dinero de las cajas de ahorro y que al final tuvimos que cubrir, pagando los agujeros contables y disolviendo las Cajas de Ahorros. Toda una idea, creada por y para los socialistas, liderados en aquellos momentos, por un tal Felipe Gonzalez.

Han habido pagos confirmados con esas TARJETAS-BLACK, de consumiciones en saunas con “final feliz”, pagos para comprar ropa interior de señora, viajes a diestro y siniestro, dicen que hasta se compró un vehículo con una de ellas. Y ya no digamos los gastos en comidas y cenas, por supuesto que no en el guachinche de la esquina, que dicen ellos, “siempre existirán clases”.

La pregunta sería, ¿cómo es que la Hacienda Pública no tenía conocimiento de esos gastos?. La respuesta es muy sencilla: “PERRO NO COME PERRO” o los dueños de esos comercios, hacían la vista gorda, ocultando la identificación de “LOS PERSONAJES”. Yo opto por las dos.

Bien, la imagen expuesta en éste artículo, no crean ustedes que es un montaje. No, le he recortado el nombre del restaurante, “POR AHORA”, debido a que estoy a la espera de más información, como, quién fue el que abonó esa factura, quienes fueron los comensales y a nombre de quien estaba la tarjeta de crédito.

Y la seguridad lógica, de que se abonó con tarjeta de crédito, es sencillamente, a que normalmente nadie lleva 50.000 euros en la cartera y si pagaron a escote, nadie lleva 6.000 euros en el monedero. Claro, que hablamos de “la normalidad”, pero con estos impresentables, todo es posible.

Lo que sí tengo claro y confirmado, es que los comensales fueron cuatro políticos en activo y cuatro sindicalistas en activo. La factura, llego a mis manos la semana pasada y la solte a las redes sociales, por ver por donde tiraba el personal. Lo mejor de todo es que al pueblo llano y al pueblo que pasa hambre, parece no importarles en absoluto.

Lo mejor de todo, es que al parecer lo que más importa a los medios, es si desentierran a Franco o no, pero decir, quienes se están riendo y meando en el pueblo, eso no tiene tirón. Y mira que hace más de 40 años que se murió, pero sigue siendo el “comodín” de todos los medios apesebrados al poder, por el cheque de final de mes.

Lo que sí deberían tener ustedes claro, es que en la comilona, todos eran de izquierdas, por eso se silencia, de lo contrario, las cremas sustraídas por la Cifuentes serían palomitas de maíz.

Doramas

Florentino López Castro

Florentino López Castro

Deja un comentario