sábado, 27 noviembre, 2021

desde 1990

«Mi disciplina es con Canarias y con otro mundo mejor»

Comparte esto:

Algunas amistades y compañeros\as de brega me hacen llegar su sorpresa, cuando no su crítica, a mi postura y opinión contraria al entente de NC con el llamado PSOE. Me animan a comprender que se trata de unir votos para sacar al PP del gobierno español, que hay que ser disciplinado, que nuestra identidad como proyecto canario no se resentirá, que no había otras opciones posibles, que se recoge la defensa de los intereses de Canarias y que “no tiene sentido enrrocarse” porque es momento de buscar “consensos”.

Pareciera a algunos que esto de ir contracorriente en este ” viaje” es una cabezonería mía o que encuentro agradable o entretenido enfrentarme a compañeros|as a las que tengo en estima personal e incluso afecto. Piensan algunos que para qué gastar energías y palabras si esto no va de argumentos ni creencias sino de oportunidad y visión estratégica. Me apelan a que si la mayoría de los cargos orgánicos del partido lo ven así y de manera mayoritaria lo han votado aquí el equivocado tengo que ser yo, como si pretendiera con mis posiciones cuestionar el sentido último y hasta personalísimo que si existe, por el contrario, en algunos de ellos.

A todos y todas aclaro que no he sido yo el que me he movido un ápice de mis posiciones políticas. Esas que hasta hace sólo unos meses consideraban al PSOE parte de la vieja política, coresponsable de las causas de la crisis y sus recortes. Sigo coincidiendo con aquellas posiciones y acuerdos congresuales que desde NC defendían su naturaleza de proyecto de Canarias y para Canarias, con disciplina y discursos propios y por tanto contrarios a los partidos españolistas de amplia trayectoria sumisa a Madrid. Para mi PP y PSOE representan lo contrario a los intereses de mi tierra sea quien sea el que gobierne o quien los dirija, pero también simples capataces de un.modelo económico injusto, un régimen corrupto y un marco juridico-politico falsamente democrático.

El consenso del que me hablan es más de lo mismo para los de siempre. El progresismo al que me invitan es ponerle parches a un sistema que está podrido de raíz y retocarlo es complicidad cuando lo que merece es su demolición. Decirle a un nacionalista que ir junto a un partido de su metrópoli es lo mejor para su patria, es tanto como intentar convencer a un demócrata que se hace necesaria una dictadura.

No me considero ni más ni menos que nadie en ningún aspecto.Ni más listo, ni más coherente, ni más ético, ni más consciente. Tener criterio propio es algo que tampoco le arrebato a nadie y tampoco espero se me hurte a mi y menos por quienes si que piensan que los demás somos bobos, sumisos, pacientes y tragamos con todas las ocurrencias y argumentarios de quita y pon que a cada elección se les vaya ocurriendo. Hay cosas por las que uno no debe pasar por respeto así mismo y a quienes alguna vez le consideran su opinión.

No voy a votar por esta alianza contranatura y si alguien me pregunta así le invitaré a sumarse.Espero que quienes tienen de mi el respeto por su contraria elección y opción sean igual de respetuoso que lo soy yo para con la suya.

José Carlos Martín Puig, sociólogo y miembro de Nueva Canarias

Florentino López Castro

Florentino López Castro

Deja un comentario