martes, 28 septiembre, 2021

desde 1990

LA TIBIEZA DEL ALCALDE DE TELDE

Comparte esto:

“Yo tengo un chiringuito a orillas de la playa lo tengo muy bonito y espero que tu vayas” así rezaba el estribillo de la canción del verano de Georgie Dan, que tanto hizo bailar a la gente allá por 1988 y que por mor de la tibieza del primer mandatario teldense ha vuelto a ponerse de moda.

Una vez más Telde vuelve a ser noticia por las incongruencias de Héctor Suárez con el la instalación de los chiringuitos en el paseo costero de Melenara.Desde el minuto uno, sabía Suárez que no era posible su ubicación porque lo prohíbe expresamente el Plan de Seguridad elaborado por elpropio Ayuntamiento de Telde. ¿Entonces a que viene el “para atrás y para adelante” del primer edil? ¿Para que se llevó el tema a la reunión de la Junta Local de Seguridad, celebrada este jueves?

Se supone que cuando se elabora un Plan de Seguridad, se hace pensando en que todo transcurra con normalidad sobre todo en una fiesta donde van a concurrir miles de personas. Por tanto no hay ambages los planes de seguridad hay que respetarlos y cumplirlos a rajatabla, diga lo que digan los feriantes y algún colectivo vecinal de la zona.

Lo que se le ha venido encima al Alcalde de Telde, es su postura contradictoria, aquello de “si pero no” que ha dado alas a los feriantes y algún colectivo que anda por ahí metiendo fuego, porque detrás de todo esto hay que decirlo alto y claro, hay mucha “mamandurria” y esa es la única verdad que se esconde detrás de todo este jaleo, que alguno se va a quedar sin su “mamoneo”.

Ha necesitado el Alcalde, que el director del Plan de Seguridad, Manuel Vega, pusiera hoy de manifiesto que “la colocación de puestos de venta ambulante en la avenida de Melenara no tiene encaje alguno porque el documento diseñado y presentado en la Delegación del Gobierno en Canarias lo desaconseja para evitar que suponga un obstáculo en caso de evacuación o avalancha humana” para decir alto y claro que no hay chiringuitos y punto.

No se puede regatear con la seguridad de los ciudadanos, los teldenses demandan más firmeza de su Alcalde, “hay un plan de seguridad que prohíbe que se instalen estos chiringuitos, pues acatarlo y punto”. La actitud dubitativa del alcalde ha dado alas a los que le importa un “carajo” la seguridad de los vecinos y lo que quieren es su tajada del pastel. Una auténtica vergüenza.

Fuente: Teldealdía.com

Florentino López Castro

Florentino López Castro

1 comentario en «LA TIBIEZA DEL ALCALDE DE TELDE»

  1. El alcalde está en campaña continua.
    Si no es capaz de tomar decisiones, asumiendo las consecuencias que tenga que asumir, que deje el cargo. Cargo que, por cierto, le queda bastante grande

    Responder

Deja un comentario