sábado, 25 septiembre, 2021

desde 1990

LA ODISEA DE VIVIR EN TELDE Y USAR LA BIBLIOTECA PÚBLICA ARNAO

Comparte esto:

Primero fueron los cuentacuentos de navidad molestando a los usuarios que usamos la biblioteca para estudiar, hay que ser muy cortito de mente para autorizar una actividad de contar cuentos en un recinto donde no se permite hablar ni hacer ruido, pero por navidad llegan más sorpresas, probando una vez más la inutilidad manifiesta de éste Ayuntamiento de Telde.

Ahora la empresa que pagamos con todos nuestros tributos locales, llamada Gestel, con la complicidad manifiesta del torpe Ayuntamiento de Telde, decide cerrar las dos bibliotecas públicas de Telde durante la jornada del día 24 y 25 de Diciembre, dejando a más de 100.000 usuarios con las puertas cerradas de las mismas.

Me llama poderosamente la atención que siendo un día totalmente laborable (24 de  Diciembre no es festivo) tengan la osadía y torpeza de cerrar ambas bibliotecas públicas pagadas con el dinero de todos sus contribuyentes, la falta de cultura y sensibilidad de este grupo de gobierno es cada día más latente, permítaseme recordar las sabias palabras de Miguel Delibes – La cultura se crea en los pueblos y se destruye en las ciudades-.

La cultura se crea en los pueblos y se destruye en las ciudades. -Miguel Delibes.

Juan Carlos Ramírez Ruiz, colaborador de ONDA GUANCHE

Florentino López Castro

Florentino López Castro

4 comentarios en «LA ODISEA DE VIVIR EN TELDE Y USAR LA BIBLIOTECA PÚBLICA ARNAO»

  1. Por el camino que van ambos dos, esta web y Radio Aventura no tardarán más de dos años en ser los referentes informativos de Telde. Al tiempo.

    Responder
  2. En esa biblioteca es imposible estudiar, se oyen constantemente ruidos externos fuera en parque y dentro también, la gente habla y nadie les dice nada, las trabajadores de Gestel pasan de todo, y no se preocupan por cumplir las normas de la biblioteca y permiten el acceso de chiquillajes que lo único que hacen es molestar a los usuarios que realmente vamos a estudiar y a leer, y como bien dice el artículo, encima se ponen a cantar cuentos dentro de la biblioteca, es un disparate, pero si tenemos en cuenta quien nos gobierna, era de esperar, felicitar a Juan Carlos Ramírez Ruiz por su articulo y suscribo cada uno de sus palabras.

    Responder
  3. Buenas tardes, aclarar nada más, que la narración oral o “cuentacuentos” es una disciplina artística, además de una actividad de animación a la lectura, que se lleva a cabo en muchísimas Bibliotecas de todo el mundo, en Telde se programan una o dos veces al mes (unas dos horas al mes). Las sesiones suelen estar anunciadas con bastante antelación. Las mejores Bibliotecas de la isla y de España son las que tienen más programación cultural en torno a la narración y otras actividades de animación a la lectura. El concepto de una biblioteca en la que sólo hay que estar estudiando y en silencio es algo que ha cambiado mucho en los últimos tiempos.

    Creo que debería haber más bibliotecas en Telde que dieran cabida a más usuarios y pudieran cubrir las necesidades de los mismos: salas de estudio insonorizadas, espacios para familias, para talleres, para presentaciones de libros y otros actos. Pero no creo que se deba atacar a actividades que fomentan la lectura, la cultura, y el compartir en familia. Estos comentarios sobre las propias bibliotecarias (que suelen verse saturadas, en especial en horario de tarde con la gran cantidad de gente en la biblioteca y en el parque) tampoco me parecen bien. Creo que para la mejora de un servicio bibliotecario en Telde sería ideal ampliar infraestructuras, o habilitar espacios, y contratar personal (también de seguridad, en el caso por ejemplo del Parque Arnao), para así tener una oferta cultural amplia dentro de las bibliotecas y espacios para todas las personas con inquietudes culturales.

    Saludos y Feliz Navidad.

    Responder
  4. Cuantos comentarios – o por eso también-, llegarán a dos años como referentes en Telde. Al tiempo. Y ahora publiquen más comentarios.

    Responder

Deja un comentario