sábado, 25 septiembre, 2021

desde 1990

LA CARTA DEL DIRECTOR: La ‘vuelta al cole’ para los políticos de Telde

Comparte esto:

Septiembre como quien dice, está a la vuelta de la esquina y con él llega el inicio del curso político. Teniendo en cuenta las connotaciones histórico-histéricas de Telde, lo previsible es que sea agitado, máxime si tenemos en cuenta la situación de inestabilidad absoluta que genera un gobierno en minoría presidido por Carmen Hernández (NC), instalado en la improvisación permanente y con varios asuntos pendientes en el ámbito judicial (más algunos casos nuevos que se encontrará en breve).  A menos de dos años vista de las elecciones municipales, estamos en plena ebullición preelectoral. Haciendo un breve análisis por partido, podemos definir la situación de la siguiente manera:

Nueva Canarias

Carmen Hernández y poco más. Chasco generalizado el que ha protagonizado una Alcaldesa fría, arrogante y prepotente, que ha sido incapaz de establecer vías de comunicación con nadie que no piense como ella. Ha llegado a tal punto su excentricidad política, que ha ‘expulsado’ del gobierno a los dos socios que la auparon a la Alcadía (Más por Telde y PSOE), para abrazarse al minuto siguiente con adversarios encarnizados como UxGC y CC. Por si esto fuera poco, prisionera del dictado editorial de siempre, denuncia al único medio de comunicación crítico con su gestión política, con lo impopular que esto es y el desgaste que le supone. Con todo, es la única que se salva de un partido que se encontró de nuevo en el poder en el peor momento de su historia gracias a la cobardía política de esta ciudad.

Coalición Canaria

Ya no se sabe si en Telde son un partido político o un colectivo vecinal. Quieren estar en el poder al precio que sea y no soltarán el sillón bajo ninguna circunstancia como demostraron cuando gobernaron con el PP. Pablo Rodríguez, que es vicepresidente por accidente del Gobierno de Canarias, eterno ‘bobo-listo’, no ha tenido más remedio que dejar el partido en manos de dos presidentas de AA.VV de Vecinos (Gloria Cabrera y Sarito Sosa), para vivir su fugaz sueño Parlamentario. En la calle no los quiere nadie, su apuesta por el transfuguismo y la vulgar utilización de la gente que les ayudó les pasa factura.

CCD

El abuelo Martel sigue viviendo el ‘sueño español’ que le otorga los dos mil y pico votos de ‘maúros’ que le apoyan incondicionalmente, elección tras elección. Poco más se puede decir; nefasta gestión cargada de negligencias, oscurantismo, tratos de favor, enchufismo, etc. Nada nuevo bajo el sol. Capaz de pactar con el mismísimo diablo si es necesario, tiene toda la pinta de que seguirá algunos lustros más desgobernando Telde.

Más por Telde

A pesar de que lo han intentado neutralizar con diabólicas alianzas mediático-políticas, Juan Francisco Artiles es como el junco (se dobla y sigue en pie). Con La Mareta lo han martirizado hasta decir basta, pero ya se sabe que lo que no te mata, te fortalece, y en eso anda el hombre. Por coherencia, criterio y sentido común en su discurso y acción, es el único acreedor de ganarse un voto de confianza de la ciudadanía. Sin duda, su talón de Aquiles es el equipo que lo acompaña, sin temor a equivocarnos podemos decir que está más solo que la una, y así difícilmente se ganan batallas.

PSOE

Alejandro Ramos ya es conocido por los mentideros políticos de Telde como el ‘pequeño Rajoy’ por su capacidad a enfriar (o no hacer nada), con todos los asuntos candentes que tiene que afrontar. No termina de encajar su salida del Gobierno ni de sentenciar (de manera convincente), que no volverá. Sigue dando la sensación de que si la ‘profe Carmen’ le dice “ven” a su ex alumno Alejandro, éste lo dejará todo por volver. O sea, que ni ‘chicha, ni limoná’. Querer quedar bien con todo el mundo suele surtir el efecto contrario: Mal con todos. Aun así, el verdadero problema lo tiene en casa, donde además de un equipo muy limitadito, tiene a Gregorio Viera robándole protagonismo cada segundo, coqueteando con Nueva Canarias y acechando la Secretaría General. Demasiados frentes abiertos para tan poca determinación.

Unidos por Gran Canaria

Sólo Guillermo Reyes entiende por qué está apoyando a la Nueva Canarias de Carmen Hernández, pero que en la calle le está suponiendo un elevado desgaste, a estas alturas lo debe saber. No se comprende como pudiendo ‘arrinconar’ a Nueva Canarias, le insufle oxigeno Pleno tras Pleno y estén protagonizando una oposición fría y timorata. El tiempo dirá, pero el desencanto es generalizado, el principal azote convertido en aliado es demasiado fuerte hasta para los más enfervorizados.

PP

Haber pasado de 8 a 3 concejales parece que le ocurrió al partido de al lado, en el PP la vida sigue igual, encantados de haberse conocido. Sonsoles Martín está más preocupada en consolidar su liderazgo en el partido que en acercarse a los problemas reales de la ciudad, o lo que es más importante, sigue sin asumir ninguna responsabilidad de la debacle electoral de hace dos años. Como ‘Telde is diferent’, basarán toda su estrategia de victoria electoral en el desgaste natural que sufre el que está gobernando, porque si es por propuestas, caras nuevas o alternativas, podemos seguir esperando sentado.

No adscritos

Los antiguos componentes de ‘Se Puede Ganar’ vivieron con amargura su NO entrada en el Gobierno de Telde tras la expulsión de su partido y haberse quedado como no adscritos. Ahora enrolados en el Círculo de Podemos parecen comenzar a superar aquel amargo trance para incomodar (muy de cuando en cuando), a las huestes de Nueva Canarias. Se espera mucho más de ellos y con el tirón de las siglas que presumiblemente llevarán en las elecciones (Podemos), es muy posible que vuelvan al salón de Plenos.

En fin, el espectáculo está a punto de comenzar… ¡disfrútenlo… o padézcanlo!

Florentino López Castro, director de ONDA GUANCHE

Florentino López Castro

Florentino López Castro

3 comentarios en «LA CARTA DEL DIRECTOR: La ‘vuelta al cole’ para los políticos de Telde»

  1. El Director se esmera en ser contundente pero sin herir, explicito pero sin profundizar, tenaz pero sin avasallar, en definitiva, un poco en la línea de repaso sin raspar e intentando mandar un mensaje subliminal. No ha querido ahondar en algunas llagas.

    Responder

Deja un comentario