El pacto de Telde NC-CC sufre su primera crisis postvacacional

Comparte esto:

Septiembre y la vuelta a la normalidad no le está sentando nada bien al pacto NC y CC que les une en matrimonio en la ciudad de Telde. Tampoco el incorporarse sus concejales y alcaldesa incluida de sus largas vacaciones.

La Casa de la Juventud parece que sufre estos días fenómenos paranormales, similares al gato negro de Martel en las fiestas de San Juan o la magia negra de Sarito Sosa en la ermita De San Pedro. Ahora la guerra es el vallado de las instalaciones del antiguo mercado de Telde.

https://ondaguanche.com/estaba-el-senor-don-gatoen-la-plaz…/…

Este martes aparecía la mitad de la casa de la Juventud acordonada y limitada al paso. Al parecer, esos movimientos fueron por parte del personal de Juventud, siguiendo órdenes de su concejal, el desafortunado en la política Abraham Santana, de Nueva Canarias.

https://ondaguanche.com/la-casa-de-la-juventud-de-telde-se…/…

Todo normal, hasta mediodía, cuando Juan Antonio Peña, de Ciuca, sacó a la luz pública la situación. A partir de ese momento, CC se echó manos a la cabeza. Y es que en el vallado figuraba carteles que indicaban «Concejalía de Patrimonio», de la cual es titular Gloria Cabrera, de Coalición Canaria.

Juventud dice que sigue órdenes de Patrimonio, o lo que es lo mismo, NC de CC, pero Gloria Cabrera desmiente y asegura que no ha dado ninguna orden, y obliga a Abraham Santana a retirar los logos de Patrimonio. Al filo de la noche, los carteles fueron retirados, pero no las vallas.

Ahora el conflicto se traslada a los medios de comunicación, y los medios a la ciudadanía. Dimes y diretes que hacen tambalear al pacto NC-CC en su último curso político antes de las elecciones.

Manuel Ramón Santana

Florentino López Castro

Florentino López Castro

2 comentarios en «El pacto de Telde NC-CC sufre su primera crisis postvacacional»

  1. Una irresponsabilidad por parte de Gloria, mejor agradeciera, son competentes Patrimonio velar por la seguridad del inmueble. Cómo pasé alguna desgracia se verá seriamente implicado en un supuesto delito de omisión.

    Responder

Deja un comentario