sábado, 3 diciembre, 2022

desde 1990

«Conflictividad laboral en Rocasa»

Comparte esto:

Se podría empezar esta nota tirando del refranero popular y muy en concreto en el siguiente: “ AUNQUE LA MONA SE VISTA DE SEDA, MONA SE QUEDA”, en clara alusión al incremento del 4% que la empresa ha subido a los trabajadores/as, eso sí a partir de mes de Octubre, sin carácter retroactivo a primero de enero y lo que es aún más grave, sin cláusula de revisión salarial, esto a mi juicio supone un intento a la desesperada de hacerse un lavado de cara, que por mucho que lo intente y por ser de sobra conocidas las estratagemas de la empresa, nadie se creerá.

Con la inflación disparada a niveles desconocidos en cuatro décadas, los precios están ahogando a los trabajadores. Y el golpe es especialmente duro para quienes tienen los ingresos más bajos. No sin motivo a la inflación también se la conoce como el impuesto de los pobres.

Ante este panorama nada halagüeño, a los trabajadores/as de Rocasa, no les vale un si me lo permiten y con el debido respeto un incremento salarial (4%) que se puede catalogar de limosna, y se les presenta como si fuera un gran aumento salarial, intentando quedar bien ante clientes, ciudadanos, etc., cuando es todo lo contrario, Rocasa sigue abonando a sus trabajadores/as salarios ridículos, cuando son estos los que hacen posible que, a final de año, tengan los beneficios empresariales que tienen, esta empresa refleja la apuesta de su Dirección por los despidos sin causa, por los bajos salarios, por la precariedad laboral, etc., dando con ello una mala imagen al exterior.

Dentro de la línea de conflictividad laboral a la que ya nos tiene acostumbrados, pues ya en el propio Juzgado de lo Social se conoce a esta empresa como problemática para con sus trabajadores, el próximo jueves, tenemos una vista de juicio oral, por impugnación de elecciones sindicales, ya van dos las veces que se ha intentado votar en la empresa, sin que en la misma se respeten las normas electorales propiamente establecidas, intentando la empresa siempre adulterar un proceso de elecciones sindicales, intentando que prevalezcan las arbitrariedades y el menosprecio al marco de la legalidad.

Por si fuera poco, el siguiente jueves día 01 de diciembre, se ha señalado la celebración de otra vista de juicio oral, esta vez la Litis versa sobre un Conflicto Colectivo, pues hemos intentado dialogar primero, obteniendo la callada por respuesta, pedir la mediación de la Dirección General de Trabajo y de la Jefatura de la Inspección Provincial después, negando la empresa cualquier posibilidad de mediación al estar judicializado el conflicto, poniendo en práctica con esta actuación el dilatar un procedimiento que lleva ya casi un año para su conclusión.

El día 20 de diciembre, también hay señalado otra celebración de vista de juicio oral, pues la empresa no se aviene a reconocer un accidente de trabajo “in itinere”.

Por tanto, este año (el año del 50 aniversario de Rocasa) pasará a la historia por ser un año de conflicto laboral en el amplio sentido de la palabra, donde la empresa siempre ha intentado infundir miedo entre los trabajadores/as, llevando a cabo políticas contrarias a los intereses de los trabajadores/as.

Para mayor inri, el comienzo del año que viene también esta empresa lo

empieza con Conflictos Laborales, lo que hace presuponer que quieren sentirse que están por encima del bien y del mal, pues se sienten impunes antes los actos de desobediencia laboral que llevan a cabo, pero que nosotros intentaremos corregir con los medios legales que en derecho nos asiste.

Esperamos que sea el diálogo, el acuerdo, lo que se pueda abrir paso, pues la conflictividad laboral no beneficia a nadie y menos aún a una empresa que quiere lavar su imagen para aparentar que es una empresa a imitar, nada más lejos de la realidad, a día de hoy es todo lo contrario.

La justicia no puede ser solo para un lado, debe ser para ambos

Alejandro Jesús Olivares Cabrera, PRESIDENTE DEL SINDICATO DE TRABAJADORES – SINTRA

Deja un comentario