sábado, 27 noviembre, 2021

desde 1990

Artes Marciales Tradicionales Bujinkan Dojo

Comparte esto:

Nitazawa Nyoi Sensei, un incomparable Nômenshi (fabricante de máscaras Nô), fue a menudo citado por decir: “producir una máscara Nô espléndida que llame al corazón de las personas no es una simple cuestión de técnica sino es más importante pulir el propio carácter”.

También se dice que cuando alguien aspira a ser un Nômenshi firma su resolución y crea su primera máscara, el resultado se asemeja a su creador en un grado aterrador. El Nômenshi que ha dominado el arte relata que los humanos no pueden crear algo más grande de lo que está dentro de ellos mismos, y más que las técnicas usadas para producir una máscara es más importante hacer un esfuerzo para pulirse a sí mismo.

Creo que lo mismo se mantiene para el Budô y el Ninpô. Más que tener una técnica fuerte o débil, es más importante agrandar la propia capacidad. Tener grandes ojos es el secreto para llevar a cabo grandes deseos (grandes ojos = Taigan = grandes deseos). Entonces es posible oír los tonos naturales de un poema diciendo de los caminos marciales: “No habrá fuerte o débil, suave o duro, por esto deja atrás este corazón y despierta a la palabra Kû, confía a éste también tu cuerpo, en la forma Mu” Este es el espíritu fundamental de los grados de la Bujinkan Dôjô y de los rangos naturales.

18 de Septiembre de 1.993.
Hatsumi Masaaki, Shinden Sôke por Takamatsu Sensei.

www.pedrofleitasbujinkan.com

Florentino López Castro

Florentino López Castro

Deja un comentario