domingo, 24 octubre, 2021

desde 1990

EL PARQUE DE LA CONDESA ESTRENA LUMINARIAS SOLARES

Comparte esto:

El Ayuntamiento de Telde, a través del área de Parques y Jardines que dirige el edil Álvaro Monzón, continúa con su apuesta por políticas sostenibles que contribuyan a una mejora, cuidado y respeto por el medioambiente.

En este sentido, se ha procedido a la instalación de nuevas luminarias 100% solares ubicadas el Parque de La Condesa, en el Valle de Jinámar. Se trata de luminarias LED inteligentes y 100% autónomas, con panel de 50W y 18 células solares, que suponen un ahorro energético del 100%, respetando al máximo el medioambiente.

La luminaria integra un sensor de movimiento por infrarrojos para aumentar la autonomía, reduciendo el nivel de iluminación cuando no detenta presencia. Este sensor permite así reducir la intensidad lumínica y el consumo, con el consiguiente ahorro energético, durante los periodos de tiempo en los que no capte movimiento. Además, estas nuevas luminarias solares cuentan con un encendido automático cuando no detectan luz.

Álvaro Monzón, que visitó la zona para comprobar la puesta en marcha de las nuevas luminarias, afirmó: “Estas nuevas luminarias son una solución realmente respetuosa con el medioambiente. Son muy versátiles y proporcionan mayor seguridad ciudadana. Su puesta en funcionamiento se enmarca dentro del Plan de Acción por el Clima y la Energía Sostenible del Municipio de Telde”, y añadió: “Se ha priorizado su colocación en la zona de juegos infantiles del Parque de La Condesa, a la espera de la renovación completa de la instalación eléctrica tanto de este parque como del parque urbano Jaime O’Shanahan o Parque de las Mil Palmeras”.

El coste de las nuevas luminarias solares ascendió a 4.800 euros, sufragado íntegramente por la Consejería de Presidencia del Cabildo de Gran Canaria, dentro de las subvenciones anuales del Plan Estratégico de apoyo a las entidades locales.

TELDE REABRE ESTE LUNES EL PUNTO VERDE MUNICIPAL

Comparte esto:

El Ayuntamiento de Telde reabrirá este lunes  el Punto Verde, una de las infraestructuras municipales que fue cerrada tras el decreto del estado de alarma. Ahora, con la entrada de Canarias en la Fase 1 del plan de desescalada la Concejalía de Limpieza Viaria y Recogida de Residuos ha determinado volver a abrir las puertas de este servicio situado en el parque empresarial de Melenara.

UNA PALMERA DE CINCO METROS SE DESPLOMA EN LOMO BLANCO (TELDE)

Comparte esto:

Los vecinos de Lomo Blanco, núcleo perteneciente al distrito de Jinámar, se alarmaron a mediodía de este domingo ante la caída de una palmera de unos cinco metros de altura aproximadamente. 

La palmera se situaba, junto a otras tantas, en la vía principalmente del barrio, lugar de tránsito y conexión con las viviendas del lugar. Por suerte no hay que lamentar daños personales ni materiales.

Hasta el lugar se desplazaron los bomberos del Consorcio de Gran Canaria, con base en La Garita. Los vecinos llevan meses anunciando el mal estado del barrio y las importantes carencias que presenta. Ahora piden un estudio del resto de las palmeras del lugar, ante el miedo y la incertidumbre que reina en Lomo Blanco.

EL ROCK DE EL CALERO HACE UN ALTO EN EL CAMINO

Comparte esto:

El Calero no pudo vibrar ayer con el concierto que cada año celebra por las fiestas de la Virgen de Fátima. Un evento que ha vivido varias etapas y ha servido para impulsar la música local y la cultura.

Ayer iba a ser un día grande para El Calero. Como siempre cuando a principios de mayo el rock más cañero se da cita en este barrio engalanado con motivo de la fiestas de la Virgen de Fátima. La iniciativa que tuvieron los jóvenes integrantes del colectivo juvenil Birima a principios de los 90, que con esfuerzo, tesón y sin apenas recursos, consiguieron hacer posible un concierto navideño que sirvió para que artistas de renombre como Ginés Cedrés, de Los Coquillos, o Nacho Rivas, solista de Los Salvapantallas, hicieran sus primeros pinitos sobre un escenario, derivó en 2007 en una cita imperdible para todo el municipio.

Entonces eran tiempos de bonanza y los consistorios solían tratar de apuntarse un tanto contratando a grupos de fuera y cantantes de renombre, por lo que la asociación de vecinos Bentagache entendió que había que buscar un espacio y darle una oportunidad a los artistas canarios. Sacarlos del pub y exponerlos en un gran escaparate. Y resultó un éxito. «Siempre intentamos contar con artistas de Telde y terminamos convirtiendo el festival en un punto de encuentro para la gente de la ciudad de una misma época, quienes esperan la llegada de este día para volver a verse», detalla Gloria Cabrera, presidenta del colectivo.

Ayer Nacho Rivas y Ginés Cedrés tendrían que haber deleitado con su voces en la decimotercera edición del festival. Ya lo hicieron hace 13 años… Y mucho antes. «El Calero siempre ha dado oportunidades a las bandas locales y ha apostado por la música en directo», elogia Rivas. Además, destacan el afán por mejorar de la organización. «En 2019 metieron el camión de Armonía Show en la plaza para aumentar el escenario y que nadie se perdiese el espectáculo. Fue increíble, la gente llenó las calles y se subió a los muros. El barrio entero se moviliza», relatan, al tiempo que prometen estar presentes en 2021. Los Coquillos iban a incluir en su gira de despedida su paso por El Calero, pero el adiós tendrá que posponerse. «Telde es un rincón muy especial para nosotros», asegura Cedrés.

Son muchos los culpables de esta evolución. La asociación de vecinos tiene la mayor parte de la responsabilidad y, por supuesto, el show que han brindado grupos como Los Lolas, Curso Incompleto o Última Llave, entre otros muchos, ha logrado enganchar no solo a teldenses, sino también a amantes del rock de toda la isla. Pero sin los carteles que el diseñador gráfico, Santi Melián, confecciona cada año y que José Antonio Díaz se encarga de imprimir, posiblemente este crecimiento hubiese sido imposible. Y menos aún sin el apoyo de Manuel González, técnico de sonido encargado de la dirección técnica del festival, que intercedió desde el primer momento para salvar la negativa inicial del Ayuntamiento a colaborar con la organización. Todos juntos, activistas vecinales, y amantes de la cultura y la música más cañera, han hecho posible un evento que volverá con más fuerza que nunca en 2021.

Canarias7