jueves, 8 diciembre, 2022

desde 1990

FUERTEVENTURA, DESTINO FINAL…

Comparte esto:

Ya lo hemos comentado estos días, el escenario de Carmen Hernández y Nueva Canarias es complicado para repetir la alcaldía del municipio y ni siquiera formar parte activa de un nuevo pacto.

Carmen Hernández se ha limitado desde su remanso de descanso en Fuerteventura a mandar un whatsapp a Alejandro Ramos Guerra, líder de los socialistas, para quedar y tomar un café. Esa es la actitud y forma de actuar de alguien que quiere repetir como alcaldesa y de esa manera plantea la estabilidad de un municipio, por whatsapp.

Alejandro Ramos, por sus formas y principios, acudirá a la cita pero el mensaje que le tiene que decir es claro. Un no rotundo a un posible pacto, aunque NC le ofrezca la alcaldía o se vaya Carmen Hernández y deje en su puesto a Agustín Arencibia. No es una cuestión de poder o pacto entre dos, es cuestión de formas y trabajo en equipo. Nueva Canarias ha demostrado que no es un partido de consenso.

Alejandro Ramos apuesta por la estabilidad, el consenso y diálogo y posiblemente ya esté trabajando en un pacto con Coalición Canaria y Ciuca, que son las formaciones que le siguen en votos y concejales. Ramos ha tenido el detalle de al menos llamarles y plantearles una posibilidad, ha diferencia de Carmen Hernández y Nueva Canarias que ni les ha llamado para lo más mínimo. Volvemos a l mismo cuestión de formas.

Estamos convencidos que Alejandro Ramos, Hector Suárez y Juan Antonio Peña forman parte de una nueva generación política, que han pisado la calle y que entienden de diálogo y de formas. Si el pacto se formula será todo diferente.

Les faltan un concejal para la mayoría por lo tanto tendrán que pactar si bien desde la oposición o desde el Gobierno con otras formaciones, entre las posibilidades está Sonsoles Martín (PP), Juan Francisco Artiles (MxT) o Esther González (Podemos).

Esther González se ha descartado ella misma, un grave error, ya que solo apuesta por un Gobierno con el PSOE sin nadie más. Situación imposible porque solo suma 10 de los 14. Y no está dispuesta a pactar con otra formación. Esther González se sitúa de esta forma de manera inmediata en la oposición y no tendrá oportunidad de gobernar. González anunció en los medios que no se volverá a presentar como candidata, por lo tanto, su trayectoria política quedará resumida a ocho años de oposición. Hubiese tenido la oportunidad de participar en un gobierno de pacto y de regeneración, pero decidió priorizar en las siglas y partidos que en las personas.

De este modo, solo queda la opción de Más por Telde y Partido Popular, aunque este segundo saco más votos que Artiles. Más por Telde ya ha dicho que está dispuesto a apoyar a Alejandro Ramos en su investidura para que sea alcalde, misma situación que Sonsoles Martin, pero ninguno se ha pronunciado si apoyará desde la oposición o formará parte del Gobierno.

Manuel Ramón Santana